Compartir

Macri hoy presenta oficialmente un acuerdo de reforma laboral aplicado a los trabajadores petroleros. Buscarían extender esta metodología a otros sectores de la economía

Luego de haber descansado durante 41 días desde que asumió como Presidente, Mauricio Macri hoy encabezará una puesta en escena que seguramente dará mucho que hablar. ¿El motivo? Presentar un acuerdo entre el Gobierno, empresas multinacionales y el sindicato que representa a los petroleros del sector privado que constituye el primer ejemplo de flexibilización laboral en la era macrista.

Según se informó, se rubricarán de manera formal cambios en el convenio laboral para bajar costos. La excusa oficial es que, con esas modificaciones, se traerán inversiones para explotar uno de los yacimientos de petróleo y gas no convencional más grandes del mundo: Vaca Muerta. Como si esto fuera poco, Macri le sirvió en bandeja a las multinacionales vinculadas al oro negro otro polémico beneficio. Concretamente, eliminó las retenciones a la exportación de petróleo (ver aparte).

No es la primera vez que se hacen este tipo de experimentos. Durante la presidencia de Fernando de la Rúa, el gobierno de la Alianza tomó como bandera la flexibilización laboral. El resultado fue un verdadero escándalo que incluyó las denuncias por el presunto pago de coimas en el Senado de la Nación, la renuncia del entonces vicepresidente Carlos “Chacho” Alvarez y el debilitamiento político de una gestión que terminó con el primer mandatario huyendo en helicóptero en diciembre de 2001.

En la visión del macrismo, este cambio en las condiciones laborales se traduce en mayor productividad, que en los hechos debería ser una condición clave para que capitales extranjeros quieran invertir en el gigante que se extiende en 30.000 kilómetros cuadrados en la cuenca neuquina. Cabe recordar que el año pasado, el Gobierno nacional prometió que el acuerdo con los holdouts iban a tener el mismo efecto, pero la realidad es que las inversiones brillaron por su ausencia.

¿Qué cambiará para los empleados de este sector energético? Los petroleros perderán beneficios. La eliminación del pago extra de las “horas taxi” (el tiempo de traslado entre los hogares de los trabajadores y los pozos), el cese de actividades cuando el viento supera algunos límites y la cantidad de personas en un equipo de perforación son algunas de las condiciones que se negociaron con Guillermo Pereyra, secretario general del sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, La Pampa y Neuquén.

A cambio de estas nuevas cláusulas de productividad, el Gobierno asegura estabilidad laboral. Además de Macri, hoy estará presente el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y el presidente de YPF, Miguel Gutiérrez. El anuncio se hará a las 9.30 en la Casa Rosada.

YPF tiene la concesión de más de 12.000 kilómetros cuadrados del yacimiento. Más allá de la petrolera estatal, empresas como Pan American Energy (PAE) y Total también se verán beneficiadas, al igual que Gazprom y ExxonMobil.

A partir de este experimento, el Gobierno nacional tiene planeado extender las iniciativas flexibilizadas hacia otros sectores de la economía. Así lo manifestó, a finales del año pasado, el propio Presidente Macri. La polémica recién comienza y ya está generando resistencia en gran parte del movimiento obrero organizado.

Eliminaron las retenciones a la exportación de petróleo

Ayer se confirmó que el Gobierno nacional le puso fin a las retenciones que se aplicaban a la exportación de petróleo y sus derivados.

La eliminación se produjo luego de 15 años y se hizo efectiva el sábado a media noche, cuando les informaron a las empresas petroleras que no se aplicarán más derechos a la exportación desde la Aduana. La Ley 25.561 que aplicaba las retenciones perdió vigencia el 6 de enero, por lo cual no es necesario que se dicte un decreto o una publicación en el Boletín Oficial.

De esta forma, la medida que había comenzado con el decreto 310/2002, durante la presidencia de Eduardo Duhalde, quedó sin efecto. Pero esta no es la única novedad para el sector. A su vez, el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, ya está trabajando con empresas del sector para que el denominado barril criollo deje de existir gradualmente, al converger con los precios internacionales de referencia del barril WTI. Este valor del crudo por arriba del WTI se había creado para dar un impulso a la actividad.

Compartir