Compartir

Los diputados del PJ-FpV, Gustavo Fita y Cecilia Torres Otárola estuvieron reunidos con productores de fruta fina quienes les manifestaron su preocupación ante la caída de ventas por las políticas implementadas por el Gobierno nacional al permitir la importación de la fruta. Además expresaron que por la fuerte suba del precio en la producción como en los insumos les es imposible competir con los productos importados.

«El gran inconveniente es el ingreso de fruta chilena de similar calidad y a valores sensiblemente menores. La invitación del gobierno del presidente Mauricio Macri a los productores chilenos para ingresar al país su producción a bajo costo y mayor potencial de calidad nos ha perjudicado mucho» sostuvieron desde el sector.

Recordaron que en la Comarca Andina se plantaron unas 250 hectáreas distribuidas entre Lago Pueblo, El Bolsón, El Hoyo y Epuyén lo que representa un ingreso importante para la región ya que se producen alrededor de 1.300 toneladas anuales, «pero este año no se ha podido vender casi nada y hay más de 100.000 kilos en cámaras de frío».

Indicaron que otra de las variables como el «estancamiento de los precios de venta respecto al año pasado y el aumento de los costos de producción imposibilitan estimaciones y proyecciones precisas», y plantearon que una de las alternativas sería acceder a un subsidio, tal como sucede con el barril del petróleo, el mismo sería de 10 pesos por kilo de fruta vendida para poder equiparar el precio con Chile.

Los diputados se comprometieron a expresar esta preocupación a las autoridades del Gobierno provincial y especialmente al ministro de Producción para que se busque alguna alternativa y se pusieron a disposición para trabajar en leyes que pueda incentivar al sector de la fruta fina.

Compartir