Compartir

El hecho ocurrió en la tarde de ayer sobre calle Alvear casi esquina Necochea. Un automóvil rojo, al parecer un Peugeot, atropelló a una joven que cargaba en sus brazos a un niño. Tras el impacto ambos quedaron tendidos en el asfalto mientras el conductor se retiró del lugar. La joven fue hospitalizada.

Ocurrió en la tarde de ayer en la calle Alvear, a unos escasos metros de Necochea. En el momento en que una jovencita cruzaba la calle con un bebé en brazos, fue alcanzada de lleno por un vehículo de color rojo que se dio a la fuga. “Nosotros estábamos en el taller esperando que nos entreguen el auto –dijeron Ana y Eduardo testigos del hecho– cuando sentimos el golpe. Pensamos que habían chocado dos vehículos por el ruido y en eso vimos pasar al auto rojo muy rápido subiendo por Alvear; en ningún momento paró, siguió de largo” relataron.

Eduardo dice que al darse cuenta de la mujer que estaba tirada en la calle “corrimos hasta ella porque gritaba que saquen al bebé. Es que con el golpe el nene voló lejos de ella y estaba tirado en la calle y mucho más abajo estaba una de sus zapatillitas. Yo lo levanté y lo traje a la vereda, tenía la carita golpeada y raspada y se le estaba empezando a hinchar”-.

En un primer momento la joven fue asistida por empleados de la SCPL que pasaban con una camioneta y vecinos del lugar y poco después llegaba una camioneta de Defensa Civil y varios móviles de la Seccional Segunda. Apenas unos minutos después llegó una ambulancia que trasladó a la joven al Hospital y preventivamente también al bebé que a ésas alturas ya estaba en brazos de su padre. Mientras los efectivos policiales recababan datos aportados por los testigos, llegó un comerciante de una casa de repuestos cercanos y dijo que en las cámaras de seguridad de su negocio podía verse al auto y el momento en que atropelló a éstas personas y que era un Peugeot de color rojo. Rápidamente se dio la alerta y comenzó la búsqueda.

Fuente: Crónica

Compartir