Compartir

El impacto negativo de las políticas de Cambiemos en la Patagonia están a la vista. Las cifras estadísticas no hacen más que corroborar lo que muchos perciben: uno de cada tres empleos perdidos en la Argentina durante la gestión de Macri es de la región sur del país.

El dato pertenece a la consultora E&M Patagonia, que viene elaborando un ranking de regiones sobre cantidad de empleos perdidos, en base a datos oficiales del Ministerio de Trabajo de la Nación.

Tomando en cuenta todos los trabajadores privados inscriptos en el país, y al hacer una comparación interanual, se advierte una contracción de casi 73.000 trabajadores asalariados formales con respecto al mes de noviembre de 2015. “De estas pérdidas, la Patagonia aporta el 31,52%. Esto quiere decir que, de cada tres trabajadores que fueron despedidos entre noviembre de 2015 y noviembre de 2016, uno era de la región patagónica”, dice el informe elaborado por Julio Ibáñez, titular de la consultora.

El dato es más preocupante si, además del número absoluto, se toma en cuenta que la Patagonia aporta tan solo el 6,7% de la cantidad de trabajadores privados activos.

“Por lo tanto, se puede considerar que las provincias patagónicas son las más castigadas proporcionalmente en las caídas de puestos laborales del sector privado de toda la Argentina. Analizando el número actual de trabajadores activos, y los empleos perdidos en el año, en la Patagonia se dejaron en el camino un total de 22.998 trabajadores, sobre un total de 408.782 obreros activos en blanco en el último mes disponible, lo que representa un 5,63% de la masa total”, detalla el informe de E&M Patagonia.

Haciendo este mismo cálculo para el total país, y contabilizando que en noviembre de 2016 se registraron en el país alrededor de 6,19 millones de trabajadores asalariados en el sector privado -según la Subsecretaría de Políticas, Estudios y Estadísticas Laborales del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación-, esta caída es del 1,1%.

En este sentido, los sectores más castigados fueron los de la construcción, el sector de Minas y Canteras (Petróleo) y las industrias manufactureras.

Las provincias patagónica que más empleos perdieron durante la gestión macrista son Tierra del Fuego (5.386 puestos de trabajo en blanco menos) y Santa Cruz (6.671). Después le siguen Chubut (3.892), Río Negro (3.627); Neuquén (3.422); y La Pampa (729).

Con sólo ver estos números se puede entender que el “Plan Patagonia” de Macri debería comenzar por admitir las graves consecuencias que tuvo la sucesión de desaciertos en estos catorce meses de gestión.

Compartir