Compartir

El ministro de Ambiente aseguró ayer que el Estado provincial evalúa quitar concesiones de áreas petroleras por el incumplimiento de la operadora en el control de pasivos ambientales generados en Comodoro Rivadavia. Mientras, esa compañía negó de plano que existan dichos pasivos.

El ministro de Ambiente de la provincia, Ignacio Agulleiro, indicó ayer que en función de la falta de contención y atención de pasivos ambientales, el Gobierno de la provincia está evaluando quitarle la concesión de áreas petroleras a YPF.

Las declaraciones del funcionario provincial al diario El Cronista Comercial de Buenos Aires merecieron una respuesta por parte de YPF, que negó de plano la existencia de esos pasivos, que por otro lado fueron ratificados por el subsecretario de Regulación y Control Ambiental, Ricardo Murcia.

El ministro realizó una recorrida, con técnicos y otros funcionarios provinciales, por algunas áreas explotadas por YPF en enero, cuando se conoció que una perra se cayó a un pozo de petróleo abandonado en la zona norte de esta ciudad.

A partir de esa situación, que demandó una respuesta efectiva por la operadora, la subsecretaria de Regulación y Control, que conduce Ricardo Murcia, junto con otros funcionarios de Trabajo e Hidrocarburos de la provincia continuó inspeccionando yacimientos y revisando declaraciones juradas, donde se encontraron inconsistencias.
En diálogo con Radio Del Mar, Murcia reconoció que la relación con YPF «no es la mejor en estos momentos» porque a la operadora «se ve que le molestan los controles, que nosotros hacemos por ley y porque es nuestra obligación como Estado», sostuvo.

En ese tono, el ex secretario de Gobierno del municipio mencionó: «se descubrieron muchas inconsistencias en las declaraciones juradas y los análisis de terreno» y que por esa razón «ya enviamos más de 8 intimaciones. En el tema ya está actuando el área de sumarios», agregó.

Compartir