Compartir

El Jefe del servicio de Cirugía del Hospital Regional, Enrique Klinger, confirmó que la situación de los cirujanos “está peor que nunca”. En diálogo con Crónica, dijo que “nosotros creíamos que se iba a solucionar porque el director del hospital se comprometió a darnos una sala, pero seguimos esperando y aparentemente todo gracias a la Jefa del Área Programática, Mariana Fernández, que le tiró todo para atrás”.

Y agregó: “no solo eso, sino que el domingo y luego de un llamado que recibí por parte de uno de los médicos de guardia activa, me entero que les descontaron todas las guardias de este mes. Es como que están apagando el fuego con nafta; en lugar de tratar de arreglar cosas las rompen, porque tienen problemas con nosotros, con pediatría y hasta con los de saneamiento ambiental”.

SE NOS ESTÁN PUDRIENDO LOS MUERTOS

Sostuvo que “tenemos la morgue judicial en nuestra institución y se nos están pudriendo los muertos, es una barbaridad. Los papeles del mamógrafo están hechos hace un año y pico, pero el elemento no aparece, estamos desvistiendo un santo para vestir a otro. No nos olvidemos que el Regional es el centro de derivación, estamos bastante podridos de este tema y no tenemos ningún intermediario para hablar con alguien más arriba”.

Klinger confirmó, en diálogo con diario Crónica, que entre miércoles o jueves se estará reuniendo con gente del gobierno, ya que nadie les atiende los problemas con los que cuentan. “Si no tienen intenciones de solucionarlo tenemos que cerrar la puerta e irnos, porque así no podemos seguir”, detalló.

Por último, el jefe del servicio de cirugía resaltó: “cerremos el servicio de cirugía, que el Hospital Alvear se haga cargo de todo y listo. Los médicos de allá no hacen guardias activas y el sueldo es mayor al nuestro, algo ilógico. Nosotros salimos hablando en todos lados, pero el resto se queda callado porque ganan el doble. No buscamos hacer que trabajamos y que está todo bien”, concluyó.

Compartir