Compartir

Una vecina del barrio dio aviso acerca de unos alambrados ilegales que observó en el barrio René Favaloro del Km 14. La presidente de la Unión Vecinal afirmó que ellos mismos se encargaron de levantar todo. La zona que estaba siendo usurpada correspondía a un espacio asignado como pulmón verde dentro del loteo asignado a familias agremiadas de UPCN (Unión del Personal Civil de la Nación).

La presidente Marisa Mellao, explicó que por la gran extensión que tiene el barrio -3040 lotes según estimó- decidieron asignar representantes de la institución y vecinos voluntarios en cada zona, quienes se encargan de mantener un cierto control y recepcionar las demandas que hubiese. En total son siete los referentes con los que cuentan.

“Una vecina avisó del asentamiento y lo primero que hice fue dar aviso a la Secretaría de Tierras y también a Seguridad en la Municipalidad. El fin de semana largo retrasó el accionar por lo que decidimos avisar a las autoridades correspondientes de que íbamos a actuar nosotros mismos. Una vez que tuvimos su aval, el sábado por la mañana comenzamos a levantar los alambrados y materiales. Llevamos todo al destacamento policial. No vamos a permitir usurpaciones en nuestro barrio. En la vecinal tenemos todas las mensuras registradas y un control constante”.

PRVENCIÓN Y DOCENCIA

Mellao aprovechó la ocasión para dar aviso a los ciudadanos que eviten ser estafados con compra de tierras, ya que son varias las denuncias que reciben de esta índole.

“Hay que tomar todas las medidas necesarias, saber si el terreno fue cancelado en la totalidad de sus deudas, si la persona es titular, o si pertenece a la Municipalidad. Nosotros siempre aclaramos que no otorgamos lotes, eso lo hace solamente la Secretaría de Tierras de la Municipalidad, pero sí podemos asesorar a quien se acerque a nuestra vecinal para evitar estafas”, dijo.

Agregó que “les explicamos acerca de las ordenanzas, porque es importante el plano simplificado, acerca del título de la propiedad, de declarar la construcción. Enseñarles a ser personas responsables como frentistas, responsables con sus animales y con sus residuos, entre otras cosas. Esa es la función del vecinalista, educar y ayudar”.

Compartir