Compartir

Se trata de 16 nuevos móviles que serán afectados al sistema de patrullaje policial en las distintas jurisdicciones de esta ciudad. La entrega fue encabezada ayer por el jefe de la Policía del Chubut, Luis Avilés.

Luis Avilés habló de sostener el sistema de cuadrículas y aseguró que el combustible y el personal están, aunque reconoció que “habrá que hacer ajustes”. Aseguró que se mantendrán los retenes de control y que “todo lo que veamos que da buen resultado se va a continuar”. Se refirió a los diez homicidios que ya lleva Comodoro y dijo que a pesar del contexto en que se dan algunos de ellos “todos importan y se investigan en forma particular”.

Al mediodía de ayer el jefe de la Policía Provincial comisario general Luis Avilés hizo entrega formalmente de 16 de los 25 patrulleros asignados a esta ciudad. Avilés dijo que su visita de trabajo comenzó el jueves en Sarmiento con la puesta en funcionamiento de la Comisaría de la Mujer y que en Comodoro había hecho recorridas por distintas comisarías.

“Estamos reforzando el sistema de cuadrículas en todos los lugares de la provincia en las que se había implementado, estaban dando buenos resultados -sostuvo Avilés-. Los móviles son los suficientes para esta tarea y en cuanto al personal policial vamos a tener que ir viendo si tenemos suficientes choferes, hasta ahora por lo que me informaron los jefes sí los tenemos. La idea es ir preparando más gente con las habilitaciones respectivas, las municipales y las administrativas internas”.

En cuanto a la cantidad el jefe policial dijo que “hay 16 vehículos que están en condiciones de salir ahora, hemos tenido un pequeño retraso en el patentamiento que no es responsabilidad ni de Provincia ni de Policía, sino de la concesionaria a la que se le compraron los vehículos, pero entiendo que en breve estarán en su totalidad”.

Avilés puntualizó que “el combustible está previsto, haremos los ajustes necesarios pero la idea es profundizar el funcionamiento de las cuadrículas” remarcó.

Se mantienen los retenes de control

Consultado sobre seguridad y el mantenimiento de los retenes de control para taxis y remises dijo “se mantienen, todo lo que veamos que da buen resultado se va a continuar. Ayer pusimos en el cargo al nuevo jefe de la Unidad Regional al que le dimos directivas claras y sabemos que él hará lo mismo con los jefes de comisaría. Estamos pidiendo actualizaciones de los registros de cada dependencia y un mapa jurisdiccional de cada comisaría marcada la permanencia en los distintos corredores, de los edificios públicos, de los lugares más sensibles donde se registraron hechos delictivos. Todo esto lo vamos a controlar cada vez que venimos a desarrollar un día de trabajo acá, lo veremos con cada jefe de comisaría” puntualizó.

Cambios

En cuanto a los cambios efectuados dijo que “estamos haciendo los últimos ajustes” al referirse al cambio de titularidad de la Seccional Sexta que desde ahora estará a cargo del comisario Martín Pedraza que viene desde el área de Operaciones en Puerto Madryn. “Queremos tener en cuenta y es muy importante para esta gestión, la conexión familiar y que el policía pueda estar contenido con su familia y que no vea estos cambios como algo que le cause inseguridad en su trabajo y que tenga su grupo familiar con todas sus necesidades cubiertas para que puedan desarrollar con tranquilidad la tarea que les pedimos” agregó el jefe policial.

Los homicidios son “hechos de inseguridad y todos importan”

En lo relativo a los diez homicidios que registra Comodoro a la fecha Avilés dijo “cada hecho tiene su particularidad y así lo investigamos y por supuesto que lo consideramos un hecho de inseguridad. Sí sabemos que estos hechos se dan entre grupos antagónicos y reducidos, lo que no quiere decir que no importa. Es importante y es muy grave para la sociedad porque el valor jurídico que está en juego es la vida, sin importar de quién sea. Ponemos todo lo que tenemos para evitar eso, faltan medidas e implementarse ajustes. Es que las nuevas características delictuales hacen que siempre vayamos detrás, pero estudiamos las formas. También debemos tomar en cuenta el cambio de valores que sufrió la sociedad y el fácil acceso a armas de fuego, incluso las de confección caseras, hace que se nos dificulte el trabajo, pero no vamos a dejar de prestarle atención”.

Compartir