Das Neves pedirá a Nación cuatro obras muy importantes para Comodoro

Compartir

El gobernador arribó a esta ciudad a media mañana de ayer, donde tras una recorrida y reuniones con el comité de emergencia planteó cuatro obras prioritarias que demandará a Nación. Las pérdidas en el ejido no están cuantificadas aún, pero utilizó el mismo verbo que había elegido el intendente la jornada anterior: «habrá que reconstruir Comodoro».

Mario Das Neves se refirió ayer a las gestiones que encabezará personalmente en Buenos Aires, en función del alto impacto presupuestario que tienen y la necesidad que la ciudad tiene de ellas, incluso desde antes de la tempestad con la que fue azotada desde la tarde del miércoles.
Señaló puntualmente que se requerirán cuatro obras. «Tienen que ver con terminar el aterrazamiento del Chenque porque, según lo que han dicho los que saben, en los lugares que está terminado ha funcionado bien, con lo cual lamentamos que la prueba sea a partir de esta situación, pero sí ha funcionado bien con la cantidad de agua caída. Quiere decir que lo que corresponde es agilizar los trámites con la empresa y con los que tienen que pagarla para terminar la obra dijo en primer término.
“Después son tres pluviales necesarios, lo que nos deja en claro que son cuatro obras fundamentales, pero no quiere decir que no haya más obras por hacer”, planteó, para indicar que “nosotros vamos a ir por esas porque son obras de un impacto presupuestario importante y queremos hacer un solo pedido para que tengamos una respuesta contundente».
En cuanto a las pérdidas materiales en Comodoro, el gobernador dijo que “podemos ponerle cualquier número de millones de pesos, pero sería una irresponsabilidad poner un número. Hay que reconstruir las viviendas porque hay muchas que están destrozadas. Cuando se termine la lluvia habrá que reconstruir. Ahí es cuando vamos a tener que actuar con rapidez y también obviamente con la paciencia, que es mucho pedírselo a la gente, pero esto es producto de la naturaleza”, manifestó.
Sobre la cantidad de evacuados en la ciudad petrolera indicó que “eso varía. Ayer terminamos con más de 800, pero a medida que se van solucionando los problemas pueden bajar, como también puede subir; ojalá que siempre bajen. Cuando los números de evacuados bajan quiere decir que la cosa se va recomponiendo porque la gente quiere volver a su casa porque sabe que tiene que hacerlo para volver a reparar los daños”.
El gobernador mantuvo contacto con la prensa en Comodoro luego de recorrer las zonas afectadas y evaluar las tareas de asistencia e intervención realizadas junto al intendente Carlos Linares y el resto de los integrantes del Comité de Emergencia, que involucró al vicegobernador Mariano Arcioni, a la ministro de Familia Leticia Huichaqueo y al ministro de Gobierno, Pablo Durán, entre otros funcionarios, con lo que destacó la tarea llevada a cabo.
«Esto es producto de la naturaleza, pero ahora hay que actuar rápidamente y ayudar a la gente” dijo, al indicar que varios puntos de la provincia padecieron temporales en las últimas horas, aunque después de Comodoro la zona más afectada es la de Gualjaina, Cañadón Seco camino a Fofo Cahuel y Piedra Parada.

TRABAJO CONJUNTO

Durante la conferencia de prensa, el gobernador subrayó que “estamos junto al municipio, y junto a Nación, trabajando de forma conjunta”, e informó que se coordinaron tareas con el Comité de Emergencia.
«La mayoría continuará lo que está haciendo porque lo está haciendo muy bien y seguimos pidiendo la colaboración de los medios para llevar tranquilidad a la gente” indicó.
“Esto pasa, lamentablemente está pasando en muchos lugares del país; es una cuestión climática muy dura. Me hablaban de Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba, La Pampa, pero nosotros somos chubutenses y la ciudad de Comodoro Rivadavia es la más grande que tenemos y hay destrozos ocasionados por 286 milímetros que hay que encarar a fondo y para eso estamos”, dijo por último.

Compartir