Compartir

El agua alcanzó unos cuarenta centímetros. El jefe policial, comisario Dante Jattar Abboud, estuvo este fin de semana recorriendo los lugares afectados por el temporal, junto al ministro de Gobierno, Fernando Basanta y aseguró que la situación de la Comisaría Ramón Santos “es grave”.

Asimismo, destacó la crítica situación de la Comisaría del puesto limítrofe de “Ramón Santos”, cuyas instalaciones se inundaron. El agua y el barro sumergieron todo a una altura “de cuarenta a cincuenta centímetros, destruyendo mobiliario y hasta elementos personales de los efectivos”, informó.

Mientras tanto, los móviles que estaban estacionados en el predio también quedaron embarrados.

“La situación de la dependencia es grave”, calificó el jefe policial. Tanto es así que se tardarán varios días para recuperar el inmueble, por lo que se colocará allí un tráiler, al menos para que permanezcan los policías de guardia, informó La Vanguardia del Sur.

El puesto policial fue inundado el viernes por la madrugada, debido al agua que descendía torrencialmente de los sectores altos que rodean al lugar.

Allí se mantiene una “guardia mínima”, con relevos cada ocho horas que es el personal que está colaborando, “porque hay una sola mano de circulación en el límite (de norte a sur)”, según informó Abboud.

En la zona trabajan las máquinas de la empresa CPC, encargada de las obras de la autovía, y que están retirando el barro.

La lluvia del domingo retrasaba el tránsito en el sector.

Compartir