Compartir

La fuerza militar encabeza las tareas de asistencia a los damnificados por el temporal que afectó a que dejó a más de 1.600 personas evacuadas y otras 5.000 debieron dejar sus casas y buscar refugio con familiares o amigos, tras las lluvias e inundaciones más graves de los últimos 60 años en la “cuna del petróleo”.

El general de brigada Daniel Varela dijo a Télam que “el Ejército está colaborando con la ciudad en el Predio Ferial, un lugar donde está centralizada toda la información”. Allí la Municipalidad acopia las donaciones que recibe y que luego los efectivos militares las distribuyen entre los damnificados.

“Tenemos afectados 200 hombres para las tareas, con más de 30 vehículos, entre camiones y jeeps. Pero además contamos con dos carros de combate M113, que están arriba de un carretón que sirve para el rescate de la gente”, explicó el jefe militar y acotó que lo hacen con “mucho cuidado” porque ese tipo de unidades “destruyen los caminos”.

Anunció este martes que en las próximas horas arribaría un batallón de 500 hombres del Ejército que prestarán servicio en la ciudad y un puente Bailey para colocar en la ruta provincial 1, que une la zona norte de la ciudad con el barrio Caleta Córdova, anegado tras perder 150 metros de camino por el barro y las lluvias.

Varela detalló que también “se trabaja a cualquier hora” desde el edificio del Comando de la Brigada, en el centro de Comodoro, con un jefe de turno asignado y soldados en las diferentes actividades.

En la oficina del Centro Integrador disponen de los datos del tiempo, los eventos ocurridos por las lluvias, los rescates a los vecinos, incidentes con autos, calles anegadas, el uso de vehículos y otra información logística para atender la emergencia.

“Están los soldados que llevan las cargas, los que la preparan y la suben, mientras otros acomodan y ayudan a los que están haciendo la clasificación para la entrega. De ahí preparamos los palets de comida y lo trasladan a los barrios”, precisó.

Tal como detalló Télam, Comodoro sufrió el mayor desastre climático en los últimos 60 años, con casi 300,4 milímetros de lluvia en el lapso de horas, lo que el jefe militar calificó como “una catástrofe, en una ciudad que no está preparada para absorber tanta agua”.

El jefe de la división de Infantería realzó la labor de los soldados, que “son de Comodoro y, sin importarle que su propia casa sufrió las inclemencias del tiempo, trabajan y continúan haciéndolo por el prójimo, el conciudadano, su vecino”.

Compartir