Compartir

Como cada Viernes Santo la comunidad cristiana católica de todo el mundo recuerda la Pasión de Cristo, donde el símbolo de la Cruz se asocia con la muerte de Jesús. El Vía Crucis recrea cada escena del calvario que atravesó hasta su crucifixión.
En Comodoro Rivadavia diversas parroquias conmemoraron el Viernes Santo. Uno de los puntos de encuentro fue el Colegio Domingo Savio donde los cristianos comodorenses hicieron una procesión que recorrió las calles del barrio Pietrobelli. Alrededor de 200 personas comenzaron el recorrido de la Vía Crucis en la puerta de la institución para continuar por 12 de Octubre y subir por Alvear hasta Misiones pasando Chaco y Formosa. La peregrinación continuó por Alem hasta la plaza que se encuentra frente al Domingo Savio.
En esas calles se representaron quince estaciones, las cuales recrearon los momentos que vivió Jesús en sus últimas horas.
La primera de ellas representó cuando Pilatos se lavó las manos y Jesús fue condenado a muerte.
La segunda y la tercera representaron la primera caída de Cristo y el encuentro con su madre.
La cuarta y quinta estaciones recuerdan cuando Jesús es ayudado por el Cireneo a transportar la cruz y Verónica limpia su rostro. En la sexta y séptima parada se representó la segunda caída de Cristo y el consuelo que les otorgó a las mujeres de Jerusalén.
En la octava y novena estaciones se ejemplificó su tercera caída con la cruz y cómo fue despojado de sus vestiduras. En las últimas paradas se representó cómo Jesús era clavado en la cruz, su muerte, el descenso de la cruz y devuelto a los brazos de su madre para luego ser sepultado. La interpretación culminó con su resurrección entre los muertos.
Cada una de las estaciones contó con la participación de un integrante del Colegio Santo Domingo Savio, Patio Abierto, Sagrado Corazón de Jesús, Sagrada Familia, Virgen de la Merced, Legión de María, Virgen del Carmen, Caritas, catequistas, entre otras.
Además, el recorrido de los fieles se desarrolló con una alabanza que exclamaba: «Piedad Señor, pecamos contra ti» y el rezo de un Padre Nuestro.
La representación es una de las actividades más esperadas por los habitantes del sector que se acercaron en gran número para ser parte de la convocatoria. Algunos de ellos decidieron participar de la iniciativa desde sus casas debido a las bajas temperaturas.
Los integrantes del coro de la parroquia Santo Domingo Savio fueron los encargados de cerrar la ceremonia con diferentes interpretaciones y alabanzas para conmemorar las últimas horas de Jesús.

Fuente: El Patagonico

Compartir