Compartir

El ministro de Defensa de la Nación, Julio Martínez, visitó el barrio Juan XXIII, uno de los más perjudicados tras el temporal. Allí, los vecinos mostraron su indignación por la falta de respuesta municipal tras los daños que ocasionó el ingreso de agua y barro en sus viviendas y a su vez agradecieron la asistencia del Ejército Argentino. Martínez destacó en diálogo con Actualidad 2.0 que “lo más difícil es el acceso de la gente a sus casas y obviamente está nerviosa porque no pueden retomar su vida diaria”. Aseguró que “se va a trabajar en equipo con los gobiernos provinciales y municipales” porque la idea “es ayudar en el día después a los evacuados”. Explicó que “hay más de 100 mil mts3 cúbicos de barro y cada camión mueve 10 mts3” y resaltó que “se dispuso de créditos urgentes de 5 mil pesos para que restituyan los muebles o electrodomésticos y mucha otra ayuda que va a venir de la parte de fondos de emergencia agropecuaria para esos sectores”.

Uno de los vecinos del barrio sostuvo que “siento indignación porque nos sentimos completamente abandonados. Recién vino el ministro de Nación y le agradecemos porque desde el municipio nadie se acercó”.

“Estamos trabajando descalzos porque ya perdimos todo y es indignante”, cuestionó. Y recordó que durante “la primera lluvia ingresó un metro y medio de agua donde tiró los muebles y con la siguiente tormenta estamos paleando metros y metros de barro”.
Otro de los vecinos sostuvo entre lágrimas que “los soldados son los únicos que vienen todos los días, ellos hacen pozos grandes y tiran el lodo ahí pero eso no sirve porque no se va para ningún lado”.

“Ayer tuvimos una reunión en el Predio Ferial, nos prometieron máquinas pero no vino nadie del municipio”, cuestionó.

COMPROMISO DE AYUDA POR PARTE DE NACIÓN

Por su parte, el ministro de Defensa sostuvo que “la idea es ayudar en el día después a los evacuados con ayuda humanitaria, de salud, distribución de alimentos y agua potable. Hemos desplegado helicópteros, barcos, aviones, gamones, y camionetas, cocina de campaña y todos los medios a disposición”.

“Lo más difícil es el acceso de la gente a sus casas, obviamente están nerviosas porque no pueden retomar su vida diaria”, planteó. Y aseguró que se va a “trabajar en equipo con los gobiernos provinciales y municipales”.

“La reconstrucción es lo más difícil, preocupante y lo que más dura. Ahí está el compromiso del presidente de la Nación y las distintas áreas. Todos vamos a trabajar en equipo”, afirmó.
Y sostuvo que “veo que se están abriendo cauces para acceso a viviendas y el traslado de eso va a necesitar mucho tiempo”. De hecho, se detalló que “hay más de 100 mil mts3 cúbicos de barro y cada camión mueve 10 mts3”.

El ministro indicó que “se dispuso de créditos, rápidos y urgentes de 5 mil pesos para que restituyan los muebles o electrodomésticos y mucha otra ayuda que va a venir de la parte de fondos de emergencia agropecuaria para esos sectores”.
Finalmente, resaltó que “la gente reconoce el trabajo y vamos a hacer todo lo que se pueda y todo lo que sea necesario. Vamos a contarle al Presidente la realidad de los vecinos, aunque él ya la conoce bastante, pero vamos a llevarle nuestra visión”.

Fuente: ADNsur

Compartir