Compartir

Así lo afirmó el subsecretario de Seguridad, Héctor Quisle, al referirse al despliegue de trabajo de la Policía junto a Gendarmería en la ciudad. “Se reforzó la seguridad en Juan XXIII y Laprida, también en puntos fijos como centros de evacuados y vecinales. Además, el trabajo preventivo continúa desarrollándose en toda la ciudad”, aseguró.

De esta manera, el funcionario municipal sostuvo que “a raíz del fuerte temporal que tuvimos, desde el Municipio nos comunicamos con Gendarmería y la Policía de la Provincia para el trabajo de seguridad en la ciudad. Estamos cumpliendo con los objetivos de trabajar en prevención”.

“Recibimos reclamos de vecinos, puntualmente de los barrios Juan XXIII y en Laprida, respecto a hechos delictivos por viviendas deshabitadas tras al temporal. Lo verificamos e igualmente desde la Policía y Gendarmería se reforzó la presencia, con recorridas a pie en dichos sectores”, explicó.

Asimismo, el subsecretario agregó que “Gendarmería y Policía no sólo trabajan en la prevención, sino también en otros espacios de custodias fijas, como centros de evacuados, sedes vecinales y en todo el ejido. El trabajo preventivo continúa como siempre en toda la ciudad”.

De esta manera, Quisle dijo que los trabajos en conjunto con la Policía de la Provincia “fueron solicitados expresamente por el intendente, contactándonos directamente con funcionarios policiales, para sostener y coordinar lo necesario con la finalidad de llevar tranquilidad a los vecinos”.

Por último, afirmó que la seguridad en la ciudad “está controlada, dentro de los parámetros que manejamos porque siempre existen hechos aislados. Más allá de esta situación climática, es necesario brindarles un respaldo de seguridad para que los vecinos puedan afrontar esta situación”, culminó.

Compartir