Compartir

Tal como lo anticipó el gobernador Mario Das Neves, ayer en esta ciudad el vicegobernador Mariano Arcioni y el ministro de Infraestructura, Planeamiento y Servicios Públicos Alejandro Pagani encabezaron en la Escuela Nº 27 del barrio Laprida la firma de un convenio de cooperación y financiación con el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA) por más de 52 millones de pesos.

Del acto participaron además el administrador del ENOHSA, Luis Germán Jahn; el viceintendente Juan Pablo Luque; el presidente del Consejo de Administración de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada, Gabriel Tcharián y el secretario de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad, Abel Boyero.

El nuevo aporte, con contratación directa por emergencia, realizado por el Gobierno Nacional en el marco del proceso de reconstrucción de la ciudad está orientado al servicio de provisión de agua potable y saneamiento. A través del mismo se asignarán 52.034.276 de pesos a la contratación y ejecución de construcciones, trabajos o servicios y adquisición de materiales, maquinarias y mobiliario destinado al mantenimiento, operación y reposición de infraestructura más la operatividad y regulación de los sistemas prestacionales.

El vicegobernador Arcioni destacó nuevamente la articulación entre Nación, provincia y municipio y la necesidad de avanzar con esta estrategia para atender rápidamente la demanda. Recordó el aporte de casi mil quinientos millones de pesos adicionales que dispuso el gobierno nacional y la llegada de nuevos equipos técnicos en el transcurso de la semana próxima. “Quiero agradecer el trabajo de la Sociedad Cooperativa desde el minuto cero de la tormenta, quizás con pocos recursos y muchísima demanda. Este convenio representa la rápida respuesta de Nación que se comprometió a realizar obras y hoy queda plasmado con esta firma para poder avanzar rápidamente”, afirmó.

Por su parte Luis Jahn, administrador del ENOHSA, hizo hincapié en el programa para rehabilitación de infraestructura básica gestionado a solicitud de la Sociedad Cooperativa. “Este convenio comprende una primera y segunda etapa con trabajos presupuestados en el orden de los 52 millones de pesos incluyendo contratación de materiales, equipamiento y mano de obra para ejecutar trabajos en distintos puntos donde la red de agua y cloacas se haya visto afectada”.

Destacó la acción coordinada para adquirir los materiales y contratar los equipos y de este modo agilizar los tiempos de obra. “Para agilizar estos trabajos hemos recurrido ante el nivel de catástrofe, obviando los trámites de licitación que debido a la declaración de emergencia, nos permite contratar directamente sin tener que pasar por otros procesos”. Y resaltó el plan ambicioso para reconstruir las redes de servicios junto al resto de las estructuras urbanas y viviendas afectadas.

Compartir