Chubut, la segunda provincia del país con mayor desarrollo humano según la ONU

Compartir

El trabajo de este programa de la ONU se realizó con el objetivo de brindar un panorama general del desarrollo sostenible en las provincias argentinas. El informe propone un índice que permite caracterizar la situación a nivel provincial y poder realizar los cambios conceptuales necesarios y tomar acciones concretas. Pero sus resultados también evidencian que el desarrollo se da de manera heterogénea en el país. Es decir, hay un alto nivel de desigualdad entre las regiones del país.

Esa desigualdad es evidente cuando se contrasta el nivel de desarrollo de unas provincias con el de otras, y se identifican algunos casos extremos cuyos índices superan los de otras provincias en todas las dimensiones, como son los casos de Formosa, Chaco y Santiago del Estero.

El primer puesto lo ocupa la Ciudad de Buenos Aires, el distrito más desarrollado del país con 0,792, a una distancia considerable del resto de las provincias. El segundo lugar es para Chubut, con 0,595. Por su parte, Buenos Aires, provincia que concentra el 40% de la población, está en el noveno puesto con 0,556.

El índice utiliza valores entre 0 y 1 en el que los distritos que tienen un valor más cercano a 1 son los que presentan mayor nivel de desarrollo sostenible.

En el caso de Chubut, al índice se llega promediando otros tres índices: Crecimiento Económico (0,500); Inclusión Social (0,709); y Sostenibilidad Ambiental (0,595).

Sobre la posición que ocupa Buenos Aires, la mayor provincia del país, Rubén Mercado, director del Informe Nacional sobre Desarrollo Humano, explicó que responde a que es el distrito donde se encuentran “las diferencias sociales más agudas de la Argentina”. Puntualmente en el conurbano, hay un fenómeno de “segregación residencial con barrios cerrados rodeados de villas de emergencia que se parecen más a la edad media: los castillos y alrededor la pobreza”, describe.

En términos de inclusión social, se destacan Chubut y Neuquén por sobre Mendoza y San Luis, mientras que en lo relativo a la sostenibilidad ambiental se destacan Mendoza y San Luis respecto de Chubut y Neuquén, que “presentan niveles relativamente más bajos de sostenibilidad ambiental debido a sus elevadas emisiones per cápita derivadas de la generación de energía, y a menores porcentajes de disposición adecuada de residuos”, destaca el trabajo.

Por debajo del promedio nacional –según el PNUD– se encuentra un grupo numeroso de provincias: Santa Cruz, Entre Ríos, Río Negro, Buenos Aires, Santa Fe, Misiones, San Juan, Tierra del Fuego, Córdoba, Catamarca, La Rioja, Tucumán, La Pampa, Jujuy, Corrientes y Salta. En este conjunto se observan composiciones diversas en la situación de las dimensiones de crecimiento, inclusión y sostenibilidad ambiental.

Al final del ranking se sitúan tres provincias cuya situación es muy crítica: Formosa, Chaco y por último Santiago del Estero. Las tres comparten similares características: “bajos niveles de desarrollo económico reflejados en muy bajos niveles de ingreso per cápita, y bajos porcentajes de fuerza de trabajo con altos niveles de educación y calificación”.

El trabajo destaca también que los tres distritos presentan “bajos niveles de inclusión social en términos de pobreza relativa, empleo formal e informal, salud y educación”.#

Compartir