La Corte Suprema convocó a las provincias por el Fondo del Conurbano Bonaerense

Compartir

La Corte Suprema de Justicia de la Nación citó a las provincias de Chubut, Catamarca, Córdoba, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán para que comparezcan a tomar la intervención que pudiera corresponderles en defensa de sus derechos, en el marco de una causa iniciada por la Provincia de Buenos Aires vinculada al “Fondo del Conurbano Bonaerense”. Es que, de avanzar el reclamo de la provincia de Buenos Aires, el resto de las provincias se vería perjudicado porque deberían ceder fondos coparticipables para compensar al mayor distrito de la Argentina.

En el caso de Chubut, además, sería un doble perjuicio, porque la provincia cedió puntos de Coparticipación a finales de los años 80 –cuando gobernaba Atilio Viglione y el ministro de Economía era Cristian Asensio- y nunca más los pudo recuperar. En todo caso, la demanda de Buenos Aires podría abrirle paso a un reclamo similar de Chubut en reclamo de una compensación por los miles de millones de pesos que resignó en los últimos treinta años.

FALLO

La resolución, unánime, fue firmada el pasado martes por los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz.

La provincia de Buenos Aires promovió en agosto del año pasado una demanda contra el Estado Nacional, a fin de que se declare la inconstitucionalidad de una cláusula de la Ley de Impuesto a las Ganancias que establece un tope de 650 millones de pesos anuales en la participación del 10 por ciento que la Provincia tiene en el producto del gravamen con destino al llamado “Fondo del Conurbano Bonaerense”.

Puntualmente, la gobernadora María Eugenia Vidal tiene como objetivo que la provincia de Buenos Aires perciba unos 50 mil millones de pesos del Fondo del Conurbano y romper así el límite de 650 millones, que permanece congelado desde 1996, además de cobrar el retroactivo de los últimos cinco años.

La demanda ronda los 300 mil millones de pesos, que surgen del reclamo por el retroactivo de los recursos que la provincia no recibió entre 2011 y 2015, que alcanzan los 250 mil millones de pesos, además de los 48 mil millones de pesos que en los últimos meses significará el 10 por ciento de la recaudación del impuesto a las Ganancias, con el que se constituye ese fondo.

AVANZADA

La avanzada judicial se produjo luego de que Vidal se topara con una férrea oposición de los gobernadores y los senadores que les responden ante los proyectos de ley que la provincia de Buenos Aires impulsó en el Senado de la Nación para percibir mayores recursos, puesto que los mandatarios se niegan a ceder dinero de sus arcas.

La demanda de Vidal ya había sido contestada por el Estado Nacional: el Ministerio de Hacienda indicó que el reclamo “responde a un tema que no ha escapado al desequilibrio económico y financiero general que ocurrió en 2001 y que aún hoy requiere de profundas reformas estructurales y de la intervención de la Justicia para encauzar sus impactos dentro del orden constitucional, dado que se trata de los efectos que la política macroeconómica de los últimos 25 años trajo sobre una legislación que, en su origen, buscó compensar a la Provincia de Buenos Aires”.

INEQUITATIVO

Si bien la Nación reconoció que el tope “ha vuelto inequitativo el reparto por su desactualización, ello no significa que el planteo de inconstitucionalidad interpuesto tenga que ser admitido en los términos en los que lo ha planteado la accionante”.

El Fondo del Conurbano surgió en 1993 para compensar a la Provincia de Buenos Aires por lo que cedió al sancionarse la ley de Coparticipación. Pero años más tarde, en 1996, se dispuso un tope de 650 millones de pesos. El resto del dinero, que surge del 10% de la recaudación del impuesto a las Ganancias, se repartió entre las otras jurisdicciones.

DETALLES

En ese entonces, los $ 650 millones representaban casi el 20 por ciento del presupuesto provincial. Pero con la inflación y la expansión de los ingresos y gastos, la cifra quedó tan desactualizada que, según los funcionarios bonaerenses, Buenos Aires pasó a recibir solo el 0,17 por ciento de los recursos que se distribuyen entre los distritos por este ítem.

Dicho de otra forma, mientras provincias como Santa Fe o Córdoba reciben más de 1.000 pesos por habitante por la distribución de esos recursos, la provincia de Buenos Aires obtiene 32 pesos por persona.

Resta ahora aguardar cómo seguirá el avance de este expediente en el máximo tribunal.

Compartir