Vivía en la calle y lo encontraron muerto cuando sus perros intentaban darle calor para resguardarlo del frío

Compartir

Un indigente que había desaparecido hace unos días fue encontrado muerto a causa las bajas temperaturas de los últimos días en la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia. Cuando lo encontraron sus dos perros callejeros estaban sobre su cuerpo tratando de darle calor. Pero el hombre ya había fallecido.

El presidente de la Asociación Vecinal del barrio Los Arenales, Fernando Vázquez, informó que el cuerpo de Pedro Bayón fue encontrado hoy a las 8.30 por un maquinista que trabajaba en el lugar.

Vázquez comentó que el cuerpo se encontraba “lleno de tierra, semidesnudo y mojado”, acompañado por “dos perros que andaban con él”. Se llaman “Chilena” y “Callejero” y siempre eran alimentados por vecinos de la zona.

“Hoy a las 8.30 recibí el llamado de un maquinista que estaba trabajando en el lugar indicando que había un cuerpo”. Me acerqué y era la persona que buscaban hace unos días. Estaba lleno de tierra, semidesnudo y lo estaban cuidando los dos perros que andaban con él”, relató Vázquez.

El presidente de la Vecinal se comunicó de inmediato con personal de Criminalística, que se acercó a la zona y realizó las pericias de rigor.

Bayón “habría fallecido por el frío. Estaba lleno de tierra, se nota que anduvo en la lluvia, en el agua”. Apareció “al costado del arroyo del ingreso al barrio Arenales”, explicó Vázquez.

Pero lo que más sorprendió fue que sobre el cuerpo de Bayón estaban sus dos inseparables perros que siempre lo acompañaban en su deambular por las calles de Comodoro.

“Se nota que hace 2 o 3 días que estaba el cuerpo ahí por lo que dice Criminalística”, agregó Vázquez y comentó que Bayón “estaba con todas sus pertenencias” y “su cuerpo no presentaba signos de violencia”.

Pedro Bayón era un hombre en situación de calle de cerca de 80 años, muy conocido por los vecinos de la zona de Kilómetro 3. Era intensamente buscado en la ciudad por personas que lo ayudaban para brindarle una mejor calidad de vida.

Bayón había desaparecido tras la muerte de su amigo Miguel Esparza, otro indigente de quien se había hecho muy amigo. Ambos habían sido los protagonistas del documental «Desterrados», hecho por estudiantes de Comunicación Social de la Universidad de la Patagonia San Juan Bosco.

Compartir