Multaron a PAE en $350 millones por no abastecer gas para garrafas

Compartir

Según la cartera que conduce Juan José Aranguren, PAE no cumplió el año pasado con sus compromisos de abastecimiento del mercado doméstico de garrafas. Ese servicio es utilizado por los sectores más vulnerables de la población, quienes no tienen acceso a la red de gas. Sin embargo, desde la compañía argumentan que no tienen obligación legal de abastecer ese mercado.

La compañía que posee la familia Bulgheroni en sociedad con la firma británica BP y la china Cnooc, sostuvo que no procesa, fracciona o distribuye líquidos del gas natural (GLP). Y explicó que durante 10 años tuvo un contrato con Transportadora Gas del Sur (TGS) por el cual obtenía GLP, pero que venció en abril de 2016.

Los argumentos de PAE no impidieron que el Gobierno avanzara con la aplicación de la multa de $ 354,37 millones, que se establecieron a través de dos resoluciones del Ministerio de Energía de mayo pasado, según dio a conocer el diario La Nación.

Siempre según el matutino, la primera de las multas fue por $ 142,31 millones «por cada tonelada de butano no entregada por PAE a diversos operadores del mercado interno, durante los meses de febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre» del año pasado.

En tanto que la otra fue por de $ 212 millones por el suministro no entregado a diversos operadores del mercado interno durante los mismos meses (de abril a diciembre) del año pasado.

Energía explicó en las resoluciones que PAE se comprometió a hacer un aporte anual de butano el año pasado para el mercado de garrafas y para el denominado Programa Hogar, que estipulaba subsidios para hogares de bajos recursos y viviendas sociales que utilizaran GLP en zonas adonde no llegaba la red de gas natural. Ese plan preveía el aporte de butano y propano por parte de las empresas productoras para el fraccionamiento en garrafas de 10, 12 y 15 kilos.

El Gobierno consideró que la empresa no cumplió con esa cuota y por eso le aplicó la severa multa.

Compartir