Tecpetrol busca despedir 300 trabajadores y llevaron 220 gendarmes al yacimiento

Compartir

El arribo de 220 gendarmes al yacimiento El Tordillo tensaron las negociaciones para mantener los puestos laborales en las áreas que Tecpetrol tiene en Chubut. Es que el Sindicatos de Petroleros Privados denunció que la operadora asistió ayer a la audiencia de negociación, que se llevó a cabo en la sede del Ministerio de Energía de la Nación, con la determinación de despedir a 300 trabajadores para mantener la operatividad.

«Ellos (por Tecpetrol) tienen un plan. Hoy se sentaron con la decisión de decir: ‘acepten los 300 despidos o le ponemos Gendarmería’. Fueron con esa actitud porque saben que cuentan con el aval del Gobierno nacional para hacer uso de los efectivos», sostuvo el secretario general del Sindicato de Petroleros Privados, Jorge Avila, en diálogo con El Patagónico.

«Los directivos de Tecpetrol dejaron de ser empresarios para convertirse en militares. Ahora aplican tácticas y cuentan con efectivos para usarlos cuando quieran», criticó.

El dirigente gremial estima que el panorama para la reunión que se llevará a cabo hoy en el Ministerio de Energía, como continuidad de la audiencia, no será diferente a lo que sucedió ayer ya que la operadora está decidida a dar de baja a 300 trabajadores.

«Si hoy (por ayer) no nos pudimos poner de acuerdo con la operadora, no creo que mañana (por hoy) haya solución. Por respeto al Ministerio (de Energía) asistiremos, pero no esperamos novedades favorables. El gremio siempre tiene la misma posición tomada que es la defender los puestos laborales. Si el sindicato hace algo es para entregar a los trabajadores. Si hace otra cosa, lo hace porque perjudica. Siempre parece que somos nosotros los que rompemos la paz social y acá el que está generando el conflicto es Tecpetrol», cuestionó el titular de petroleros convencionales.

A la vez, Avila indicó que esperarán novedades sobre el pago de haberes y el mantenimiento de los puestos laborales. «Nosotros apostamos a la paz social. Vamos a esperar el cuarto día hábil (para el pago de haberes) pero, lamentablemente, si esta tranquilidad se termina, la única forma de defender el trabajo del garrote de la policía va a ser como ellos quieren: a garrote limpio», sentenció.

Compartir