Usuhaia: jaurias salvajes aterrorizan a la población

Compartir

El intendente de la ciudad de Ushuaia, Walter Vuoto, aseguró hoy que la proliferación de jaurías que atacan personas y ganado en Ushuaia «genera mucha preocupación en toda la provincia» de Tierra del Fuego, dado que además del problema salud pública, estos animales sin control están provocando «pérdidas económicas muy grandes».

El jefe comunal hizo estas declaraciones a la prensa antes de participar de la conferencia de prensa con la que este mediodía las autoridades locales anunciaron una serie de acciones a adoptar en el marco de la emergencia socio-ambiental que fue lanzada hace una semana por la proliferación de perros sueltos declarada por el Consejo Deliberante, días después de que una mujer de 55 años fuera atacada por al menos 15 perros que le produjeron más de 30 heridas cortantes en todo el cuerpo.

«Mi mamá está muy débil, perdió mucha sangre y casi se muere», contó a Clarín Eliana, hija de Consuelo Ávalos, la mujer de 53 años que fue atacada por unos 10 perros. La mujer contó que su mamá ya fue dada de alta y que ahora tiene que ir siempre acompañada. Asegura que matar a los perros -como algunos vecinos exigen- no es la solución: «Hay gente que pide por eso, pero yo jamás lo plantearía. Sí es necesario, que las autoridades hagan algo. Es una situación que se les fue de las manos.»

El intendente por su parte remarcó que el ataque de la jauría genera muchas complicaciones en toda la provincia: «De hecho en la zona norte se pierde mucho ganado, hay pérdidas económicas muy grandes porque hay perros asilvestrados», dijo Vuoto.

«Hay también perros que se habían ido a la montaña y obviamente cuando falta la comida en invierno, se profundiza la situación porque bajan a buscar comida a la ciudad», agregó.

Por otro lado, el intendente informó que los hospitales públicos atienden unos 400 casos anuales, es decir más de un caso por día de personas mordidas por canes: «Llegan a la denuncia a Zoonosis sólo 40», un «desfasaje» sobre el que se está trabajando desde la recientemente creada Subsecretaría de Políticas Sanitarias de la cual pasará a depender la Dirección de Zoonosis.

«Es un problema que tiene varias aristas, que tiene un montón de situaciones y de hechos, pero básicamente ha estado dado por la falta de continuidad en las políticas de control de población», concluyó.

Compartir