Goleada de Newbery en Caleta Olivia

Compartir

Ideal para el Lobo, fue la tarde fría y ventosa de Caleta Olivia. Un comienzo muy promisorio se concretó para la formación que conduce Jorge Oscar Bersán. Después de haber quedado libre en la primera fecha, el “aeronauta” tuvo su carta de presentación en la localidad del norte santacruceño.

El desafío no se presentaba accesible, por el estado defectuoso del campo de juego y porque Estrella se hace fuerte cuando juega en su ciudad. Pero hacia allá fue Newbery, con la expectativa a cuestas y con la ansiedad de poder volcar en cancha, un mayor potencial teórico, que obviamente, luego debe tratar de rubricar en el desarrollo del juego.

La iniciación no fue del modo esperado, al contrario, el juego arrancó con una mayor contracción del verde caletense al ganar las pelotas divididas y ubicar el juego en el terreno visitante.

Se estaba por pisar el primer cuarto de hora de juego y el local consigue la diferencia por la que no había hecho demasiado, más allá de aquella predisposición a ganar en la fricción. Un lateral cae al área del Lobo, sobreviene el rechazo corto y desde afuera del área, el lateral Samuel Rodríguez aplica una volea que roza en un defensor y descoloca a Martín Tula para convertirse en el primer gol del partido.

La justificación de esa diferencia, Estrella la empezó a armar posterior al gol. Pero sin hacer demasiado, apenas conservando ese espíritu combativo que le posibilitaba ubicar el juego lejos del arquero Daniel Miranda.

Y Jorge Newbery trataba de acomodarse como podía, la pelota no pasaba mucho por los volantes externos y se apreciaba a cuentagotas una predisposición de Lucas Sergi y Mauro Villegas para tratar de generarse sus propias chances frente al arquero Daniel Miranda.

Un cabezazo de Mariano Rivera fue, de algún modo, el acercamiento más “peligroso” de Newbery. El impacto del caletense fue fácilmente dominado por el arquero Miranda.

Otra vez en el cierre, Estrella se mostraba un poco más práctico. Como que tenía todo controlado para arribar al entretiempo con esa mínima ventaja. Pero la capacidad individual del Lobo tocó timbre en el cierre de la parte inicial.

Lucas Sergi recibió pisando el área, se acomodó y sacó un zurdazo que durmió en la red. Fue un gol esencial para el desenlace del partido. “Si, es verdad, tuvo mucho que ver, porque en el vestuario había como un clima que se podía dar lo que finalmente se presentó en el complemento”, dijo a Radio Crónica, el entrenador Jorge Bersán.

Ese empate surtió un efecto estimulante en el Lobo y casi con la misma intensidad, tocó el estado anímico de un Estrella Norte que necesitaba y casi tenía abrochado el cierre con ventaja para el primer tiempo.

De este modo, cuando se pasaron apenas los 15 minutos del segundo tiempo, el Lobo comenzó a consumar la victoria. Mariano Rivera desbordó por el andarivel izquierdo, sacó un centro rasante, de esos que buscan a un compañero de frente al arco y allí estaba el olfato particular con el gol que dispone Lucas Sergi para volver a festejar y colocar arriba al Lobo.

Si el empate fue un efecto nocivo para el local, el 1-2 volvió a golpear al verde caletense. Promediando el complemento, Jorge Bersán hace ingresar a Jorge Aynol por Cristian González y Coky respondió al instante. Se hizo cargo de un tiro de esquina para anotar el tercero en conjunción con una mala salida del arquero Miranda.

El siguiente golpe fuerte para Estrella se presentó con la expulsión de Mauro Ampuero. Con uno menos y dos goles abajo, se terminó de desmoronar la estructura de la formación de Saúl Romero.

Mauro Villegas se encargó de cerrar el juego con un moño. El delantero facturó dos veces en ocho minutos. Primero recibiendo un centro de Leandro Velázquez y ya en el cierre anotó el quinto para establecer una diferencia cabal con el equipo caletense.

Se viene el clásico y Jorge Newbery lo espera con la autoestima bien alta.

Compartir