Durán desligó a la policía de la sucedido en la Lof de Cushamen donde desapareció Santiago Maldonado

Compartir

El ministro de Gobierno de la provincia de Chubut, Pablo Durán, desligó ayer por completo a la policía provincial del operativo de represión que Gendarmería llevo adelante el martes 1 de agosto en la comunidad mapuche de Cushamen, contexto en el cual desapareció Santiago Maldonado. Además, el funcionario provincial comprometió severamente con su declaración al jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación, Pablo Noceti.

La interpelación a Durán, que llegó al recinto acompañado por el subsecretario de Derechos Humanos de la Provincia, Oscar Petersen; el jefe de Policía de la provincia, comisario Luis Avilés, y otros colaboradores, comenzó pasadas las 11 y se extendió hasta poco después de las 16.30.

En su exposición, basada en las siete preguntas elaboradas por los diputados del Frente para la Victoria, Durán se preocupó por desligar a la fuerza policial de la represión que comenzó el 31 de julio por la noche y que finalizó en la madrugada del 1 de agosto, y en el cual desapareció Santiago Maldonado.

«La policía de la provincia no tuvo nada que ver», afirmó el ministro, quien confirmó que los agentes del Chubut solo actuaron como apoyo de Gendarmería, cuyos integrantes fueron los responsables del operativo en la ruta, donde hasta se impidió el paso de terceros bajo el argumento de que era «para evitar mayores daños o consecuencias».

Luego de dar esa explicación, defender la actuación y la responsabilidad provincial, el ministro ratificó que la Provincia se presentará como querellante en la causa federal, que está caratulada por el juez federal de Esquel, Guido Otranto, como «desaparición forzada de persona».

Compartir