Das Neves criticó al RAM y al juez Otranto

Compartir

En Rawson, el mandatario provincial detalló que «desde el año 1974 al 2016 se les entregaron más de 327 mil hectáreas, y en mis gestiones como gobernador casi 100 mil hectáreas».
Mario Das Neves señaló que «nuestra población está integrada por gente mapuche, hay médicos, docentes, porque nosotros en Chubut trabajamos por la integración. Pero acá hay una cuestión que viene de varios años, como todo en este país… no se resuelven las cosas, se dejan estar».
En ese marco, indicó al referirse al accionar de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) que «hay un alto nivel de violencia».
«No puede ser que vengan y tomen una ruta, que la gente venga a vacacionar a la cordillera los paren y le rompan el coche, que paren un camión y lo quemen. Además, que entren a una estancia y quemen todas las sembradoras y le hagan perder la producción a la gente en una actividad incipiente que habíamos logrado hace unos 8 o 10 años, que es la frutilla».
Por eso sostuvo que los miembros del RAM «son unos sinvergüenzas. Hay que decirlo porque en este país no se dicen las cosas como son porque son delincuentes».
«Vengan acá y hablen con la gente, que vean como la gente ha sufrido y tiene que sufrir el atropello de estos», insistió Das Neves.
Das Neves expresó que «esta es una situación de hace más de dos años, lo charlé con el presidente Macri en el principio de la gestión, le dije que esto viene muy mal, y sé que él hablo con (Michelle) Bachelet».
«Una cosa son nuestros aborígenes, nuestra gente que realizó uno de los encuentros culturales más importantes de nuestra historia con lo que fue la colonización galesa, pero otra cosa es el RAM», detalló.
«No puede ser que vengan acá cuatro locos porque la ley no funciona, porque los jueces no sé dónde están, o porque tienen miedo, o porque son digitados», manifestó Das Neves.
Expresó sobre el RAM que «quieren tener su propio país en el mundo» y se preguntó «¿quién financia esta gente? Porque una cosa es Santiago Maldonado y otra cosa es todo lo otro».
«El aborigen por naturaleza es absolutamente pacífico» y recordó que «yo he sido el único gobernador de la historia de Chubut que participó en un encuentro que ellos hacen en una madrugada en el invierno. Los conozco perfectamente».

Compartir