Una mujer salió despedida por el parabrisa en violento choque en el camino Roque González

Compartir

Fue en el desvío del camino Roque González, un lugar que ya se cobró una vida hace un par de meses. Una joven salió despedida del auto, producto del choque y resultó con lesiones gravísimas, mientras que otras tres mujeres presentaban lesiones leves. Dos de los ocupantes del auto siniestrado se retiraron del lugar pero fueron detenidos y resultaron con un alto nivel de alcohol en sangre, según se informó.

Ocurrió alrededor de las 13:50 en el camino Roque González en el tramo donde la calzada aún está cortada y hay que hacer un desvío por la banquina, que a estas alturas se encuentra en pésimas condiciones. Según datos recabados por este medio, a esa hora transitaba con dirección al barrio San Cayetano un Renault 12 de color gris con cuatro ocupantes. Los testigos señalaron que el auto circulaba a gran velocidad. Aparentemente al tomar la curva del desvío, no pudo hacerlo y derrapó, dando de frente contra el lateral izquierdo de una pick up VW Amarok que transitaba en sentido inverso con destino al barrio Saavedra.

El choque fue de tal magnitud que la parte frontal del R-12 quedó destruida, y una de las ocupantes del auto salió despedida, resultando con graves lesiones, se informó.

Se llevan el estéreo y huyen

Lo llamativo del accidente, dijeron, es que al momento en que se produjo, la conductora de la Amarok, Sandra Barrientos, según informó la policía, bajó de la camioneta y vio a dos individuos que rápidamente bajaron del R-12 sacaron el estéreo del auto y huyeron por la ladera del cerro hacia abajo. Alguien ya había avisado a la policía y momentos después llegaron los efectivos de la Seccional Sexta que los persiguieron por la ladera del cerro, logrando interceptarlos y detenerlos, a pesar de que opusieron resistencia, según se indicó. Trasladados a la comisaría fueron identificados como Martín Winter (32) y Eduardo Winter (34), ambos evidentemente alcoholizados, de acuerdo a lo que informó la policía.

En el lugar del accidente quedaron las dos mujeres que los acompañaban en el R-12, Carolina Barrionuevo (19), que presentaba lesiones leves y Jennifer Leguizamón (19) que fue despedida del auto en el impacto y presentaba lesiones muy graves. Poco después llegaron dos ambulancias para trasladar a las heridas, primero a Leguizamón que era la más comprometida y luego a Barrionuevo, a la conductora de la Amarok y a su hija, todas con lesiones de carácter leve.

No estarían en condiciones de manejar

En cuanto a los hermanos Winter, según informó la policía uno de ellos se sometió al test de alcoholemia, que dio un resultado de 1.9 de alcohol en sangre, mientras que su hermano se negó a hacerlo. Ambos fueron llevados en forma inmediata al Hospital para efectuarles un dosaje de sangre y saber si estaban alcoholizados verdaderamente.

Cabe mencionar que por el momento no se pudo establecer cuál de los hermanos Winter conducía el R-12.

Los dos vehículos fueron secuestrados con fines periciales, en tanto que en el lugar trabajó personal de Criminalística y estuvo presente también personal de Defensa Civil que colaboró con los traslados de los heridos al Hospital.

A poco de ingresar al Hospital circulaba un rumor de que la joven Leguizamón había fallecido como consecuencia de las gravísimas heridas que presentaba, pero a media tarde de ayer esta versión no había sido confirmada por las autoridades. Lo que sí se confirmó es que la joven permanecía en terapia intensiva, con una fractura de cráneo que ponía en grave riesgo su vida.

Fuente: Crónica

Compartir