Se viene un paro: Arcioni recibió a los gremios y no hubo acuerdo

Compartir

Con una gran expectativa se desarrolló el encuentro entre los gremios estatales y el Gobierno provincial. La reunión duró un poco más de una hora y estuvo presente el gobernador Mariano Arcioni. Más allá del gesto conciliador del mandatario, los sindicatos lanzaron un paro general en la provincia para el próximo martes 27. De no haber respuestas, las medidas podrían repetirse los días 4 y 5 de abril.
El encuentro se dio como respuesta a temas planteados por los gremios en un petitorio entregado .

En la reunión en Casa de Gobierno Arcioni estuvo acompañado por los ministros coordinador de Gabinete, Sergio Mammarelli; de Economía, Alejandro Garzonio; de Salud, Ignacio Hernández y de Educación, Graciela Cigudosa, además del ministro de Gobierno, Marcial Paz.
La situación económica y la prioridad de garantizar las prestaciones de SEROS fueron temas excluyentes.
Por los sindicatos estuvieron ATE, SITRAVICh, ATECh, CTA, ATSA, SITRAED, SITRAJUCh, SISAP, SADOP y SATSAID.

A la salida del encuentro en Sala de Situación, la Mesa de Unidad Sindical brindó una conferencia de prensa en el acampe frente a Casa de Gobierno. Tomás Montenegro, de la CTA, fue contundente: “El Gobierno no tiene una salida a la crisis a la situación de la obra social y a ningún reclamo.

Manifestó que “las palabras ya no alcanzan”. En esa dirección afirmó que “nosotros no nos vamos a resignar, no vamos a dar ni un paso atrás. Por eso proponemos un paro general para el próximo martes 27 de marzo en todo Chubut. Y si siguen sin dar las respuestas que necesitamos, vamos a ir a otro paro general para los días 4 y 5 de abril”.

La intención del Gobierno era comenzar con reuniones sectorizadas para ir alcanzando distintos acuerdos. Ya en parte se arrancó en Salud, donde el ministro Ignacio Hernández se reunión con ATE para conversar el convenio colectivo.

Los otros sectores que fueron definidos como claves son por un lado SEROS y lo que ocurrirá con la obra social provincial, y Educación con los docentes. De todos modos, en ninguno de los casos se habla de la posibilidad de plantear aumentos de sueldos. “La situación es crítica y se plantea en retener los empleados que tenemos y llegar a pagar los sueldos. Si das aumentos todo eso se cae”.

La intención es acercar una propuesta a la ATECh que busque poner paños fríos sobre algunos temas espinosos como el decreto de ajuste del Estado. Por ello una de las medidas que se tirará sobre la mesa es pasar a planta transitoria a cerca de 200 porteros que hoy son remunerados con horas cátedra. Y de esa forma evitar que sean desvinculados.

Compartir