Crisis en la era Macri: pobreza en aumento, la inflación que no para y un dólar desbordado

Compartir

El Índice de Pobreza aumentó al 32% al término de 2018, contra el 25,7 % que mostraba a fines del 2017, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). En tanto, el Nivel de Indigencia aumentó al 6,7% desde el 4,8% de finales de 2017, indicó el organismo.

Estos niveles registrados en el segundo semestre del año pasado son incluso superiores a los del primer semestre, cuando el nivel de pobreza alcanzaba al 27,3% de las personas, y el de la indigencia, entendida esta como pobres que ni siquiera tienen para comer, 4,9%.

Con una población estimada en 44 millones de habitantes, la pobreza estaría afectando 14 millones de habitantes, unos dos millones más que en 2017.

Además, entre los pobres, se encuentran casi tres millones de personas que son indigentes.

El INDEC mide la pobreza a partir de la posibilidad que tiene una persona o un núcleo familiar de adquirir la cantidad mínima de alimentos, indumentaria y servicios que integran la Canasta Básica Total (CBT)

Esta Canasta, para una pareja con dos hijos de 6 y 8 años, alcanzó a fines del año pasado a $25.493,80, lo que marcó un aumento del 52,9% en relación con diciembre de 2017.

En cuanto a la indigencia, se fija por la cantidad mínima de comida que requiere una persona o una familia para subsistir, y que a fines del año pasado estaba en $ 10.197,53, con un aumento del 53,5% internual.

En tanto, el Índice de Salarios, sean estos registrados o no, indicativo de poder de compra de los trabajadores para adquirir esa Canasta, aumentó 29,7% durante el año pasado.

POBREZA Y DESEMPLEO

Este aumento en el índice de Pobreza e Indigencia se dio en el contexto de un año en el que la economía cayó 2,5%, la desocupación subió al 9,1%, y la inflación alcanzó al 47,6%, según los datos del propio INDEC.

Entre las ciudades con mayor nivel de pobreza se encontraron Corrientes con el 49,3%, Concordia 41,9%, Resistencia 41,4%; Santiago del Estero 38,9%; Salta 37,7%; Córdoba 36,5%; y el Gran Buenos Aires con el 35,9%. En la Patagonia el aglomerado más afectado es Rawson-Trelew con 35,3%.

El índice de Pobreza del 32% del Indec se colocó incluso por sobre la medición que realizó el Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) que la ubicó a fines del año pasado en el 31,3%, también por sobre el 26,6% de finales de 2017.

La UCA realiza un “Enfoque de Pobreza Multidimensional” basado no solo en las posibilidades de acceso de las personas a la alimentación y servicios básicos, sino también salud, vivienda digna, medioambiente, educación, empleo y seguridad social, y las relaciona con ingresos.

A mediados de marzo, el presidente Mauricio Macri había anticipado: “vamos a tener el mismo nivel de pobreza que cuando asumimos” en torno al 30% y explicó que “no prometí ‘pobreza cero’, (sino que) es una tendencia a la que tenemos que ir trabajando”.

Sin embargo, este mismo nivel de pobreza “es distinto, porque no hay más cepos, no hay más tarifas que no pagan los servicios, y nos quedábamos a oscuras. ¡íbamos (camino) a Venezuela, que hace días que no tiene energía, que no tiene agua, no tiene sistema de salud!. Ese es el destino que evitamos y estamos construyendo algo distinto”.

El mandatario, quien formuló estas declaraciones al programa “La Cornisa” por América TV, aseguró que desde su Gobierno “combatimos la pobreza estructural” y que “todos queremos crecer, pero para crecer tenemos que tener moneda” y aseguró que “la inflación de este año va a ser más baja que la del año pasado”, cuando llegó al 47,6%, la mayor desde 1991.

Compartir