La Defensoría del Pueblo boliviana acusa al Gobierno de facto de cometer una masacre tras el golpe

Compartir

El organismo reseñó que la represión mató a 20 manifestantes y dejó otros cientos heridos entre el 15 y el 19 de noviembre, apenas semanas después de que Morales anunciara su renuncia.

Compartir