Resolvieron suspender el volcado de efluentes hasta tanto se finalice la obra

Compartir

Luego de una reunión que el intendente de Rawson, Damián Biss, mantuvo con el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable del Chubut, Eduardo Arzani, y autoridades de la empresa RASA -encargada de construir las lagunas para la disposición final de líquidos pesqueros-, se anotició a los vecinos que desde este viernes 2 de octubre se suspenderá el volcado de esos residuos en aquellos estanques; cuestión que evitará los olores nauseabundos que padecen los habitantes aledaños.

Durante el transcurso de esta semana, un grupo de vecinos -del Área 12-, se apostó en el ingreso al establecimiento del sistema lagunar para exigir a la empresa que arbitre los mecanismos a fin de evitar pestilencias que generan incomodidad en el vecino.

El intendente de Rawson, comprendiendo el malestar del vecino, mantuvo un encuentro este jueves con los representantes de la empresa, quienes se comprometieron desde este viernes 2 de septiembre a suspender el volcado en esas lagunas de los líquidos de la actividad pesquera.

El mandatario estuvo acompañado por el ministro Arzani, y la secretaria de Ambiente, Producción y Desarrollo Sustentable, Ana Manríquez. Como sucedió en enero, con la asistencia técnica de profesionales del CENPAT-CONICET y la Universidad Nacional de la Patagonia “San Juan Bosco”, este jueves “recorrimos nuevamente el lugar y recordamos que hay un plazo de obra para la culminación de la misma”, por lo que “entendemos que técnicamente se solucionaría la cuestión de los efluentes que se generan a partir de la producción pesquera”.

Concluido el encuentro con Provincia y RASA, “se decidió suspender el volcado de los líquidos en esa zona, hasta tanto se finalice la obra. Y con esa acción intentar que los vecinos -que ya construyeron en el loteo social “Tierra para Todos-, no sigan padeciendo los fuertes olores que se soportaron en los últimos días y que seguramente, de continuar el volcado, se van a profundizar con la llegada de la temporada de verano”.

“Estos efluentes -recordó el intendente-, eran arrojados a la vera de la ruta 1, y los vecinos de las 490 Viviendas Norte y del Área 16 padecían los olores; también, algunas de las plantas volcaban estos líquidos al cauce del Río Chubut”, cuestión que obligó a que “se determinara una solución definitiva”.

La obra debe concluirse en diciembre, pero producto de la pandemia “tuvo un atraso de cuatro meses”. Sucedida la emergencia epidemiológica, “la empresa solicitó un plazo mayor para poder finalizar los trabajos; que estimamos será en marzo”.

Por último, Biss reflexionó: “Es un tema complejo porque nosotros apostamos a la industrialización de la ciudad, al asentamiento de más industrias pesqueras porque generan puestos de trabajo y un gran movimiento en toda la región. Debemos buscar un equilibrio para permitir que las empresas sigan trabajando, y que mejore la calidad de vida de los vecinos”.

Compartir