Estudiar y graduarse en pandemia: otras realidades del Covid-19

Compartir

En un año sumamente particular para los estudiantes de todos los niveles por la suspensión de las clases presenciales a causa de la pandemia de COVID-19, Julieta, a las tres semanas de haberse trasladado a Buenos Aires como becaria para cursar Derecho en la Universidad de San Andrés tuvo que retornar a su casa en Comodoro Rivadavia por la cuarentena. “Los dos primeros meses me resultaba raro –admite-, porque no es algo a lo que estuviéramos acostumbrados, pero ahora siento que la cursada virtual que estoy haciendo es exactamente igual a si hubiera sido presencial por la modalidad que tiene la universidad y la seguridad en cuanto a los exámenes. Obviamente no es la misma experiencia que estar allá, ir a cursar, tener ese contacto humano, pero en cuanto a lo académico es bastante similar”.

Por su parte Gabriel vivió meses de incertidumbre porque la cuarentena lo sorprendió cuando sólo le faltaba rendir una materia para recibirse en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB), tras haber recibido una beca de estudios durante los cinco años de carrera. “En ese momento pensaba: ‘¿Y ahora cómo voy a rendir? ¿Voy a tener que estar con un barbijo frente al profesor?’. Fueron meses de mucha inseguridad hasta que en agosto avisaron que las mesas de examen podían hacerse de forma virtual. Rendí mi último final de la carrera desde mi habitación. Terminé, salí, y les dije a mis padres: ‘Ya me recibí, ya soy ingeniero’. Y nunca me voy a olvidar de sus caras de felicidad en ese momento, su orgullo”, cuenta Gabriel, quien en plena pandemia se convirtió en el primer graduado universitario de su familia.

Las becas de Julieta y Gabriel forman parte del Programa de Becas Universitarias y Tecnicaturas que lleva adelante Pan American Energy -compañía global líder de energía- desde el 2003 en las provincias de Chubut y Santa Cruz y, desde 2018, en Neuquén. Esta iniciativa se desarrolla en un trabajo articulado con diversas universidades del país y la Fundación Cimientos, haciendo foco en carreras ligadas a la energía y profesiones afines a las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Además, trasciende la visión tradicional de apoyo económico que se tiene de una beca ya que busca formar integralmente a los estudiantes para su futuro desempeño profesional, con un acompañamiento personalizado a través de tutores. “La tutora es la que se encarga de supervisar la situación de cada uno, ver qué materias rendimos, cuántas materias estamos cursando, cómo llevamos el estudio, si estamos flojos en algún tema, ellas nos ayudan a alcanzar nuestros objetivos”, explica Gabriel.

“Nos encantó la beca de PAE porque no es solo una ayuda financiera, sino que también cubre el hospedaje para estudiar en Buenos Aires, la matrícula de la universidad, con el acompañamiento personalizado de un tutor y el vínculo con una red de becarios. Y como dicen que el tren pasa una sola vez en la vida, ése fue mi tren y no podía dejarlo pasar”, cuenta Julieta.

En sus 17 años, este programa acompañó en distintas carreras universitarias a más de 280 estudiantes, quienes conforman la Comunidad de Becarios PAE, una red de interacción, promoción y colaboración entre los becados para ayudarlos a cumplir con sus metas de estudio y a que sean promotores activos del crecimiento de sus localidades.

Agustina Zenarruza, gerente de Sustentabilidad de PAE, afirmó que “pese al COVID-19, la continuidad de las becas no se vio afectada, ya que el acompañamiento a los más de 100 becarios activos en Chubut, Santa Cruz, Neuquén y Buenos Aires se mantuvo en forma virtual, y del mismo modo, se realizó la selección de 26 nuevos ingresantes”. Además, a través de plataformas online, la Comunidad de Becarios se mantuvo activa, con una esperanza en común que Gabriel Soto resume muy bien: “Cuando pase la pandemia, van a surgir nuevas oportunidades”.

A su vez, septiembre se convirtió en un mes de nuevas oportunidades para que más jóvenes formen parte de la Comunidad de Becarios de la petrolera. A través de www.becaspae.com los estudiantes se postularon a las becas para la Universidad Torcuato Di Tella y las becas Friends of Fulbright.

Compartir