Los chicos, la hiperconectividad y el peligro del grooming

Compartir

Por otro lado, se vieron obligados a interrelacionarse con mayor frecuencia a partir de plataformas de Internet, sea por la escolaridad, o por redes sociales en las cuales son susceptibles de muchos peligros, uno de ellos muy presentes en tiempos de Covid, el grooming. “La hiperconectividad hizo que el groomer sea un cazador dentro de un zoológico”, dice a propósito de los que llevan a cabo este delito, la coordinadora en Chubut de Grooming Argentina, Glenda Brunt Patterson, quien pone el foco en el compromiso de los adultos para ayudar a las víctimas.
Los groomers, como se define a quienes cometen la acción deliberada de acosar sexualmente a un niño o adolescente a través de cualquier plataforma en internet, son “gente profesional para ejercer este delito», explica Glenda, quien es desde el 2017 voluntaria en la Ong Grooming Argentina y desde hace un año coordinadora provincial de esa entidad.
El grooming, expone, “consiste en acciones deliberadas de un adulto tratando de establecer algún vínculo con estos niños y adolescentes, con la intención siempre de fines sexuales” y pone en claro que los responsables de ponerlo en práctica, “no siempre mienten en sus perfiles, no siempre esconden su verdadera identidad, a veces se presentan tal cual son”.

NO DEMONIZAR INTERNET
Entre algunas de las formas de asistir con ayuda a las víctimas de grooming, se encuentra la de “tratar de mantener los perfiles privados, no dar información, así como les enseñamos a los chicos de chiquitos a no hablar con desconocidos. Siempre mencionamos e insistimos que no debemos demonizar internet, que es una herramienta fundamental que nos mantiene hiperconectados, pero es importante que guardemos esta privacidad. Hoy por hoy los adolescentes están con esto del ‘me gusta’, de la popularidad, y eso se presta en más de una oportunidad a que abran esta puerta a tener el contacto con desconocidos”.
Sobre cuál debería ser la actitud de los padres, reconoció que “en este tiempo de redes, nosotros naturalizamos que sean ellos quienes nos enseñen, nos eduquen, y tenemos que tener en cuenta nosotros los adultos, que al darle un dispositivo móvil a un niño, niña, adolescente, es el equivalente a dejarlo solo en una plaza pública de noche. No sabemos bien con quiénes están conectándose, no tienen una protección nuestra en las redes”.

“GENTE PROFESIONAL”
Los groomers no son amateurs, “nosotros como adultos tenemos que entender que estamos hablando de gente profesional, gente preparada para ejercer este delito y entender que nuestros niños y adolescentes están siendo acechados por estos perversos; entender que esta prevención tiene que ser una herramienta fundamental para nuestras infancias, nada más ni nada menos que el capital más importante que tenemos hoy por hoy”.
La hiperconectividad es hoy moneda corriente, quien lo no está, esta distante de la vida social, es la nueva forma de socializar. Es hiperconectividad en los niños y adolescentes, “hizo que el groomer sea un cazador dentro de un zoológico. Tiene abiertas las puertas de par en par para ejercer el delito, y hoy más que nunca porque el adolescente está conectado constantemente, por la razón que sea, y nosotros como adultos no tenemos que corrernos de esta responsabilidad y lograr la prevención, hablar con ellos, guiarlos para que tengan resguardo. Ellos no tienen que tener temor, tienen que tener la seguridad plena que nosotros estamos ahí para contenerlos y ayudarlos”.

UNA CAMPAÑA FUERTE
El trabajo de cara a prevenir este delito aberrante de acosar a un menor a través de la web, es fuerte y viene de hace tiempo. Según grafica Glenda, “nosotros estamos haciendo una campaña muy fuerte y trabajamos, sobre todo con profes, que sucede que el primer relato siempre es al profe, de pronto es como más natural decirle al profe. Aquí en Chubut tenemos varios voluntarios, un equipo muy interesante”.
Además, cualquiera persona se puede sumar, por una cuestión de prevención se les hace a los interesados una evaluación previa y luego de una entrevista con el equipo técnico, tiene las puertas abiertas. “Lo que hacemos es ponernos en contacto con colegios, profes, clubes, lo que más hacemos los voluntarios, es prevención”. Para sumarse al equipo se puede escribir a voluntarios@groomingargentina.org
Importante destacar que la entidad tiene una app, GAPP, que permite hacer una denuncia anónima y contar con el apoyo del equipo técnico de Grooming Argentina en el momento. Consultas en general se pueden realizar al correo contacto@groomingargentina.org

Compartir