El plantel de River volvió al trabajo y harán nuevos hisopados

Compartir

Los testeos de PCR para determinar si hay contagios en el plantel «millonario» se harán mañana en el predio de Ezeiza antes de un nuevo entrenamiento y por la noche estarán los resultados; para el viernes, en tanto, está previsto un partido amistoso con Newell’s Old Boys en el propio River Camp.

Desde el regreso a los entrenamientos, en agosto pasado, el plantel sólo tuvo tres resultados positivos: Ezequiel Centurión en el primero de los testeos; luego Adrián Olivera, entrenador de arqueros; y finalmente Milton Casco.

Ahora, la idea de Gallardo es activar algunas cuestiones físicas de nivelación con pelota y preparar un equipo alternativo para el amistoso con Newell’s, el viernes desde las 10 a puertas cerradas.

El plantel del «Millo» trabajó con varias ausencias por las convocatorias a las diversas selecciones, tales son los casos de Franco Armani y Gonzalo Montiel en Argentina; Robert Rojas en Paraguay, Paulo Díaz en Chile y Nicolás de la Cruz en Uruguay.

Con la salida de Lucas Martínez Quarta, vendido a Fiorentina ayer en 15,5 millones de dólares, Gallardo no podrá trabajar con los posibles reemplazantes porque las alternativas son precisamente Paulo Díaz y Robert Rojas.

De este modo, la defensa deberá trabajar con Javier Pinola y con el juvenil Augusto Aguirre o con Franco Zuculini, quien entrena como marcador central ya que de volante central compite con Leo Ponzio, Enzo Pérez y Santiago Sosa.

En cuanto al entrenamiento de esta mañana, volvió a trabajar diferenciado el lateral izquierdo Fabricio Angileri, quien sufrió una distensión muscular en el isquiotibial derecho en el amistoso ante San Lorenzo, el sábado pasado.

También trabajó de manera diferenciada, pero casi sin molestias, el colombiano Jorge Carrascal, quien sufrió un esguince leve de rodilla derecha en la previa del encuentro ante San Pablo.

De todos modos, ante alguna chance de necesitarlo para el 20 de octubre frente a la Liga de Quito, Angileri no tendrá inconvenientes de llegar porque la lesión le va a requerir no más de una semana y media de parate.

River tiene como objetivo inmediato un triunfo de local en el estadio de Independiente ante el equipo ecuatoriano, que le permita alcanzar el primer lugar del Grupo D, de cara a enfrentar por sorteo a un equipo que clasifique segundo para octavos de final.

Compartir