El cuerpo se mueve

Compartir

Al principio de cada mes, crea una bitácora de juegos y ejercicios, programa y anota en el calendario las actividades que quieres llevar a cabo en ese periodo.

Para ello, considera las siguientes recomendaciones:

• Busca un entorno físico adecuado y seguro para realizar actividad física. Evita avenidas y lugares muy transitados, así como temperaturas ambientales extremas.

• Aliméntate sanamente. Procura que tu alimentación sea correcta y sin excesos, pues la energía que necesitas para moverte y crecer la obtienes de lo que comes.

• Hidrátate. Toma agua simple potable cuando hagas actividad física, pues tu cuerpo pierde líquidos y minerales que necesitas recuperar; es recomendable que tomes de seis a ocho vasos diarios.

• Prepárate para la actividad física vigorosa. Realiza movimientos de calentamiento y estiramiento leves. Pregunta a tu profesor algunas alternativas.

• Realiza actividad física con frecuencia. Se recomienda, por lo menos, cinco días a la semana realizar 60 minutos de actividades moderadas, como caminar, o 30 minutos de ejercicios más vigorosos, como correr o practicar algún deporte. Dos o tres veces por semana realiza ejercicios de fuerza que te ayuden a mantener firmes tus músculos. Evita hacer grandes esfuerzos, como levantar objetos pesados, si no estás preparado para ello.

• Descansa. Para mantener una buena salud y recuperar energía, procura dormir aproximadamente de 8 a 10 horas diarias.

• Aséate. Después de hacer una actividad física, aséate para evitar enfermedades y con ello te sentirás más limpio y cómodo.

Te proponemos algunos retos para realizarlos en familia y a partir de éstos, puedes crear los tuyos.

RETO: PELOTA A LA PARED

Resolverás situaciones en las que combines movimientos como lanzar y atrapar.

Rebota la pelota contra la pared y atrápala. Aumenta la distancia en cada rebote y, antes de atraparla, combina otros movimientos como girar, saltar y rebotar, entre otros. Inventa con tu familia, hermanos, abuelos, tíos, tus propias reglas.

RETO: LANZAR LA BOLA

Lanzarás con precisión para derribar objetos.

Traza una marca en el suelo, camina diez pasos al frente y coloca las botellas de plástico. Regresa a la marca, toma la pelota (puede ser hecha con medias), gira dos o tres veces y lánzala, tratando de derribar la mayor cantidad de botellas.

Explora distintas maneras de tomar y lanzar la pelota. Con tu familia propongan modificaciones al reto.

RETO: LAS BOLITAS CIEGAS

Realizarás lanzamientos desde diferentes ubicaciones.

Haz cinco o más bolitas de papel de diferentes tamaños. En el suelo coloca una caja de cartón, balde o un recipiente grande, da media vuelta y camina dos pasos; ahora, de espalda a la caja, lanza una de las bolitas tratando de encestarla. Aléjate un paso más y lanza otra bola, y así sucesivamente hasta completar cinco lanzamientos.

RETO: A BAILAR

Con la música del género preferido, en familia practicar pasos de baile, esta actividad dependerá de la destreza motriz de cada persona, practica por un tiempo establecido (30 minutos), y presenten su rutina.

Después de la presentación, realicen estiramientos corporales y exploren 10 ejercicios de flexibilidad que conozcan, con cuidado y calma disfruten de su corporeidad y motricidad a través de la flexibilidad. Cada ejercicio deberá mantenerse de manera estática mínimo 25 segundos.

Compartir