Coronavirus: murió el paciente que recibió dióxido de cloro por orden de un juez

Compartir

Murió el paciente que le administraron dióxido de cloro en el sanatorio Otamendi. Había sido por orden de un juez federal, en una decisión judicial que causó rechazo en la comunidad médica ya que se trata de un tratamiento no autorizado.

Según pudo confirmar Clarín, el paciente de 92 años murió después de habérsele aplicado el tratamiento. «Luego de aplicación, el paciente empeoró en lo respiratorio y murió a las 24 horas», informaron desde el sanatorio.

Minutos después de conocida la noticia, el abogado del paciente dijo por C5N que «el paciente no murió a causa del covid».

«​El médico que lo trataba sugirió el dióxido de cloro y el ibuprofeno inhalado y el Otamendi se negó a hacer el tratamiento. Ante esto se presentó un recurso de amparo y lo Justicia lo aplicó», sostuvo Martín Sarubbi, quien adelantó que este martes radicarán una denuncia, «imputando por homicidio culposo al Otamendi».

Siguió: «El sanatorio siguió dilatando el tratamiento. La realidad es que el dióxido no está prohibido. La Anmat lo desaconsejó, pero no lo prohíbe. El hombre fallece a causa por una infección intrahospitalaria y a causa de que se demora el tratamiento».

Compartir