Fiscal Gómez: “Pedir la detención de Suganuma habría significado un revés judicial en la investigación”

Compartir

La fiscal general Florencia Gómez reivindicó la obligación de actuar de manera “objetiva” tal como el Código Procesal del Chubut le impone a todos los que cumplen funciones similares. La afirmación la hizo en el marco de la investigación que lleva adelante por el hecho en el que perdiera la vida Ronald Guerra, un joven operario de una planta procesadora de pescado, que fue atropellado por un automovilista cuando se dirigía a trabajar en el Puerto de Rawson.

En relación al reclamo generalizado de resolver la detención de Nicolás Suganuma, el conductor del vehículo al que se le detectó alcohol en sangre, la fiscal general Gómez dijo que “el pedir una detención sin los elementos mínimos para acreditar la dinámica del hecho, no solo hubiese generado un revés judicial en la búsqueda de la verdad de lo ocurrido, sino que implicaría un exceso en mis competencias y una falta de objetividad en el cumplimiento de mi cargo”.

Gómez también hizo alusión a las pericias que aún faltan realizar, la importancia de las mismas y las demoras en ejecutarlas, que van a contramano de las exigencias de los familiares y allegados de la víctima, no obstante la comprensión del dolor que atraviesan ante la pérdida de una joven vida humana.

Dijo que “en todo momento intervine en la investigación que se generó a consecuencia del siniestro. Lo hice haciéndome presente en el lugar del hecho muy pocos minutos después de ocurrido y actué de acuerdo a los deberes inherentes a mi cargo, conforme a derecho. Así fue que controlé y tomé todas las directivas investigación en el lugar del hecho a fin de poder recolectar toda la evidencia para los posteriores peritajes pertinentes. El objetivo fue uno solo: poder determinar con precisión la mecánica del hecho, para poder imputar a quien presuntamente es el autor del trágico siniestro, conforme a derecho y a lo que me obliga la Ley”.

“En el lugar del accidente supervisé el trabajo policial posterior. Luego dialogué con la madre del señor Guerra en la sede de la Fiscalía de Rawson, cuando estaba acompañada por su abogada. Les explique detalles del caso que se está investigando y me explayé respecto de todas las dudas que me plantearon”.

Al respecto destacó que “se han realizado todos los pedidos de informes y se están diligenciando todas las pericias con la mayor celeridad posible”.

Las críticas

La fiscal general Gómez se refirió a los cuestionamientos y críticas públicas por no haber dispuesto una detención del conductor del vehículo. “A pocas horas del siniestro, me permito reiterar que en todo momento actué a derecho y que no correspondía detener al conductor del vehículo en ese momento. Faltan realizar muchas pericias, son las evidencias más importantes y las necesarias para poder acreditar con el grado de certeza necesario una imputación penal”.

Agregó que “al día de la fecha aún no cuento con la dinámica del siniestro, ya que no existieron testigos presenciales del hecho, ni material fílmico, por lo que necesariamente debe recurrirse como prueba esencial al resultado de las pericias accidento lógicas, para poder avanzar”.

“No todos los casos son iguales cuando uno de los participantes del accidente conduce con alcohol en sangre. Cada caso debe investigarse con sus propias características”, destacó. “Esto lo diferencia de otros casos que han sido citados públicamente –Caso López, caso Cami- en los cuales se contó a pocas horas del siniestro con la dinámica del hecho, testigos del hecho presenciales, filmaciones, y otras evidencias importantes que permitieron avanzar desde el primer momento en la imputación y pedir medidas de coerción contra el imputado”.

Derechos de las víctimas

Gómez destacó que “desde mi cargo de Fiscal General, en todos los caso velo por los derechos de la comunidad y de las víctimas, trabajando con seriedad y celeridad en la búsqueda de aplicar el derecho, en los procesos penales pertinentes, dentro de los límites de mis competencias”.

Manifestó que “se han diligenciado todas las medidas posibles para avanzar en la investigación y poder contar con la mayor cantidad de pruebas posibles para que se pueda llegar a un condena justa y a derecho”.

Un dron para la pericia accidento lógica

Gómez también se refirió a todas las pruebas que aún faltan recolectar para poder recién solicitar una audiencia de apertura de investigación. Dijo que “a fin de poder tener por acreditado la dinámica del hecho a ciencia cierta y poder solicitar ante el juez interviniente un apertura de investigación, necesariamente hay que contar con las pericias accidento lógicas. Con esa pericia en mis manos recién allí podré saber cómo ocurrió el accidente, en qué lugar, forma en que circulaban el auto y la bicicleta, velocidad, visibilidad, conclusiones periciales de razones primarias y secundarias para la producción del accidente, entre otros aspectos no menos importantes”.

Agregó que “este peritaje implicará la opinión de un experto respecto de cómo ocurrió el hecho, y su dinámica, a partir de distintos elementos e indicios de prueba que se verifican en el lugar del hecho. También debo aclarar que el día del siniestro en el lugar donde ocurrió fue imposible poder realizar una completa inspección ocular y recolectar evidencias físicas. Esas evidencias debieron continuar con la llegada de la luz natural”. Al respecto destacó que “se han realizado tres Inspecciones oculares por el personal de Criminalística de la Ciudad de Rawson. También el pasado día 26 a las 12,30 se realizó una toma aérea con un dron en el lugar del siniestro”.

Compartir