Piden colaboración a la población para reactivar el merendero «La Copa de Doña Rita»

Compartir

«Estamos con muchas ganas y entusiasmo para arrancar este 2021 que va a ser otro año de pandemia», manifestó Sol Kerbage, una de las impulsoras de esta iniciativa solidaria que brindó asistencia alimentaria a un sinnúmero de chicos.
En diálogo con EL CHUBUT, confió que el merendero estuvo parado en estas primeras semanas del 2021 pero la idea es arrancar en estos días o a más tardar en los primeros días de febrero si logra juntar los alimentos necesarios.
«Va a ser otro año que nos encuentra en este contexto tan duro a todos y a todas, pero siempre con la esperanza de que el merendero siga, apelando a la buena predisposición de los vecinos y vecinas. Contando con la buena predisposición de los comerciantes y amigos que siempre colaboran con el espacio que brinda la merienda de lunes a lunes».
Sobre el funcionamiento, Kerbage explicó que a día a día se realiza la merienda y cada vecino la pasa a retirar con su correspondiente botella con etiqueta y la guarnición del día.
Para retomar el merendero hizo hincapié en que «lo que más necesitamos en este momento son insumos para poder llevar adelante la merienda: chocolate en polvo, azúcar, levadura para hacer el pan y las tortas fritas, grasa y aceite. Y después todo lo que sume para las meriendas, como galletitas, o también son bienvenidos todos los que se quieran sumar a cocinar».
Hasta ahora ya «hemos recolectado algunos insumos a lo largo de enero, pero sabemos que esto va para largo, que se entrega de lunes a lunes y siempre falta. Por eso continuamos con la colecta, aquellos que quieran colaborar se pueden comunicar al 2945-534194 o a través de las redes sociales buscar a Miguel Ramírez, presidente de la junta vecinal y en la casa donde se realizan las meriendas, Nataly Millaqueo, Fernanda Fernández, Solcito Kerbage Ibáñez».

ROPERO SOLIDARIO
Más allá del merendero «La Copa de Doña Rita», Kerbage comentó que «continúa funcionando el ropero solidario, y cada tanto hacemos colecta de ropa, buscando sobre todo ropa de niño que es lo que más se necesita. Cada vecino puede elegir qué llevarse del ropero solidario, o dejar algo que no usa».
Por último, aprovechó la difusión de este medio para agradecer la solidaridad de los vecinos. «Estamos siempre agradecidos a toda la comunidad porque sin ellos no podríamos sostener el espacio. Todo se hace a pulmón y por la buena voluntad de los vecinos. Esperamos que sea un 2021 mucho mejor, con salud y con trabajo».

Compartir