Inicio Política Proyectan un valor de la nafta a 50 pesos por la nueva...

Proyectan un valor de la nafta a 50 pesos por la nueva disparada del dólar

Compartir

Así lo estimaron desde la Federación de Expendedores de Combustibles. Es por la nueva cotización del dólar, que ya roza los 40 pesos, y por la suba del impuesto a los combustibles, prevista para septiembre.

La disparada del dólar, que cotizó cerca de los 40 pesos durante el día de hoy, tendrá, seguramente, un impacto doloroso sobre el bolsillo de los argentinos, a partir del ya consabido traslado a los precios de los nuevos valores de la moneda nacional.

Uno de los sectores más sensibles a estas variables es el energético y más precisamente el de los combustibles fósiles. En ese sentido, especialistas ya advierten que el litro de nafta, que se ubica entre los 30 y los 35 pesos, llegará a los 50 pesos en el corto plazo.

Así lo explicó hoy a FM CIELO Gabriel Bornoroni, e la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República Argentina, quien estimó que el precio actual de los combustibles se calcula con un valor del dólar de 30.57, a partir de la última actualización de los precios, que data del 19 de agosto.

Bornorini advirtió que “el impacto del dólar en el precio final es la variable que más empuja al precio final” y por eso dio por descontado que habrá una suba en los próximos días. Y, aunque fue cauteloso a la hora de estimar un precio actualizado, lo estimó en torno a los 50 pesos por litro.

“El monto final estaría llegando a los 50 pesos, pero no es fácil hacer un estimativo. Las petroleras vienen con un atraso respecto del dólar, con lo cual no es seguro”, admitió. Este atraso era, durante la última actualización, de un 15 por ciento promedio, todavez que las petroleras vienen aumentando “mensualmente del 3 al 5 por ciento”.

Claro que a la variable dólar se suma la ya anticipada suba del impuesto a los combustibles, que se actualiza trimestralmente y que aumentará desde septiembre. La nafta subirá, entonces, por dos factores: el impositivo y la devaluación.

Compartir