Inicio Política Se aprobó el Pacto Fiscal en Chubut

Se aprobó el Pacto Fiscal en Chubut

Compartir

En lo que fue la primera sesión del año en la Legislatura provincial, se aprobó el Pacto Fiscal que el Gobierno de Mariano Arcioni firmó con la administración de Mauricio Macri. Los legisladores de Cambiemos y Convergencia votaron por la afirmativa, al igual que siete integrantes de Chubut Somos Todos y Carlos Gómez y Viviana Navarro del Frente para la Victoria. Hubo 9 votos negativos y una abstención. También se aprobó una reestructuración de deuda.

Luego de que el gobernador Mariano Arcioni, en la apertura de sesiones de la Legislatura adelantó que el Gobierno provincial insistiría una vez más con la aprobación del Pacto Fiscal, que el Ejecutivo acordó con la administración de Mauricio Macri en noviembre, ayer se aprobó el mismo con 14 votos positivos.

La primera sesión del año fue el marco propicio para insistir por tercera vez con este acuerdo que le concede más fondos a la provincia de Buenos Aires que gobierna María Eugenia Vidal, y que había fracasado en su tratamiento luego de que incluso el gobierno convocara a sesión extraordinaria en el último mes.

Cerca de las 20, luego de cuatro horas de un tenso y largo debate, y con la presencia de gremios y militantes que estuvieron en las tribunas, se aprobó el Pacto Fiscal con 14 votos positivos.

La primera sesión ordinaria del año comenzó a las 16:10 cuando los diputados lograron dar quórum. Así, cada uno de los legisladores comenzó a exponer sus argumentos sobre su posicionamiento a la adhesión al acuerdo.

En ese marco, los diputados de Chubut Somos Todos Jerónimo García, Roddy Ingram, Adrián López, Antonio Albaini, Cristina De Luca, Alejandra Johnson Táccari y Mario Mansilla adelantaron que su voto sería positivo, manifestando que significa una herramienta que permitirá a la provincia encontrar aire en tiempos de crisis.

La misma postura tuvieron los legisladores de la Alianza Cambiemos, Eduardo Conde, Manuel Pagliaroni y Jacqueline Caminoa, y los miembros del bloque de Convergencia, Alfredo Di Filippo y Sergio Brúscoli.

Y diferente fue la posición de los diputados del Frente para la Victoria Javier Touriñan, Gustavo Fita, Blas Mesa Evans, Gabriela Dufour, José Grazzini y Estela Hernández, quienes señalaron que no votarían un acuerdo “que le haga daño a Chubut”.

La sesión de ayer se realizó bajo protestas e insultos permanentes que se escucharon desde las tribunas colmadas por trabajadores de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Así, finalmente los legisladores que adelantaron su decisión votaron a favor, al igual que Carlos Gómez y Viviana Navarro del Frente para la Victoria. Mientras que hubo 9 votos negativos y una abstención (Cecilia Torres Otarola), algo predecible teniendo en cuenta que el acuerdo con el Gobierno nacional mereció cuestionamientos ideológicos por parte de los Meza Evans, Fita, Dufour, Estela Hernández y Alejandra Marcilla, quienes en su momento expusieron reparos y distintas consultas sobre qué beneficio deparará para Chubut el acuerdo fiscal y cómo afectaría a los municipios y a los trabajadores de esta zona patagónica, en el marco de crisis económica.

Se debe recordar que en el último mes, el Gobierno provincial firmó convenios con diferentes entidades para la aprobación del Pacto Fiscal, luego de que no se pudo tratar a fines de 2017. Algunas de ellas fueron la Cámara de Empresas Constructoras; la Federación de Cooperativas del Chubut y la Cámara de Empresas de Servicios Petroleros.

La aprobación de este acuerdo era fundamental para la provincia, según el Gobierno, teniendo en cuenta la situación económica que atraviesa Chubut, que incluso está atrasada en el pago de sueldos. Es que con la aprobación del pacto Nación giraría fondos que serían fundamentales para la provincia.

Por otro lado, en la sesión de ayer, los diputados también aprobaron una reestructuración de deuda –a partir del consenso que se alcanzó entre el Ejecutivo, el Frente para la Victoria y Convergencia, que permitirá establecer un cronograma de pago para los proveedores del Estado provincial.

Compartir