Feroz interna en la UCR nacional

Compartir

El senador nacional Gerardo Morales (UCR) acusó este miércoles al intendente de San Isidro y precandidato a Gobernador, Gustavo Posse, dehaber contratado “patovicas” para intentar provocar “hechos de violencia” en la próxima Convención Nacional del radicalismo yreclamó que el órgano partidario defina la política de alianzas de cara a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de agosto próximo porque “el PRO nos está comiendo a pedazos”.

“Posse va a movilizar 13 colectivos en los que va llevar a los mismos grupos de patovicas que generaron hechos de violencia en la última Convención” partidaria, denunció Morales sobre el supuesto plan pergeñado por el intendente de San Isidro y aliado al líder del PRO y precandidato presidencial, Mauricio Macri.

En ese marco, el senador reclamó al titular de la UCR, Ernesto Sanz, que tome las “medidas necesarias” para que el encuentro del sábado 14 de este mes, en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, se desarrolle sin sobresaltos.

La última reunión del máximo órgano partidario, realizada hace dos años en el Comité de la UCR Capital, estuvo atravesada por incidentes protagonizados por una patota que respondía a Posse, cuyos miembros habían sido sindicados como pertenecientes a la barra brava de Chacarita.

“Vamos a exigirle al Comité Nacional que dé las garantías de una Convención tranquila, en la que los radicales podamos debatir sin agresiones”, aseguró el titular de bloque de senadores radicales y precandidato a gobernador de Jujuy.

Por otra parte, Morales ratificó su posición a favor de que la Convención Nacional de la UCR apruebe la conformación de un “acuerdo amplio” de cara a las primarias de agosto, que incluya al PRO, al Frente Renovador (FR) y a sus socios del agonizante Frente Amplio Unen (FAU).

El senador jujeño planteó además la necesidad de que en la reunión el máximo órgano partidario defina un “único candidato presidencial” para competir en las PASO, propuesta impulsada por Julio Cobos, pero que no tiene el visto bueno de su adversario interno y titular del Comité Nacional, Sanz.

“La definición entre Cobos y Sanz no puede pasar del 14 de marzo porque perdimos mucho tiempo y hemos debilitado al partido y posibilitado al PRO que trabaje sobre nuestros dirigentes (en pos de acuerdos electorales) muchas veces dispensándoles un trato indigno”, analizó Morales, quien no ha cultivado un buen vínculo con Macri.

Para Morales, que el radicalismo cuente con dos aspirantes a la Casa Rosada “conspira con la posibilidad de que el partido gestione la política”, del futuro frente.

“El PRO nos está comiendo a pedazos, necesitamos un radicalismo fuerte para futuras instancias negociadoras con otras fuerzas y para eso tenemos que tener nuestro candidato en la cancha haciendo campaña”, indicó.

En ese contexto, Morales se pronunció a favor de que el postulante de la UCR a la Presidencia se resuelva “por consenso”, a pesar de que -según reflejan las últimas encuestas- Cobos aventaja a Sanz en la intención de voto.

El legislador -quien selló un acuerdo con el postulante del Frente Renovador a la Presidencia, Sergio Massa en su provincia- cuestionó además las últimas declaraciones periodísticas del titular del Comité Naciona en las que afirmó que “la mayoría de los radicales buscan una alianza con el PRO”.

“Ha sido importante el sinceramiento que ha tenido Ernesto Sanz en las ultimas horas, sobre su intención de trabajar para el PRO. Yo no estoy de acuerdo con eso, pero me parece que militando tanto tiempo juntos, lo menos que nos debemos es llegar a la Convención con posiciones claras”, advirtió.

Cuando aún persisten las especulaciones sobre un binomio presidencial integrado por el jefe de Gobierno porteño y Sanz, Morales opinó que la Convención Nacional “debería prohibir a cualquier dirigente radical integrar fórmula con Macri y Massa”.

 

 

Compartir