El fuego está controlado en Los Alerces pero sigue la amenaza en Lago Puelo

Compartir

La zona del Desemboque, en proximidades del Parque Nacional Lago Puelo, vivió ayer su peor jornada desde el inicio del siniestro. Según se informó, en el sector ya resultaron afectadas más de 1.300 hectáreas, además se recomendó autoevacuarse a los pobladores de ese paraje. Mientras mejora la situación en la zona del Parque Nacional Los Alerces.

Después que las familias de Villa Futalaufquen comenzaran a volver a sus casas a partir de la evacuación que se tuvo que ejecutar en esa zona ante el avance del fuego, debió recomendarse la autoevacuación a pobladores del paraje El Desemboque, en la zona de El Hoyo, próximo al Parque Nacional Lago Puelo.

De esa forma, ayer los trabajos se abocaron principalmente a ese sector, donde ya fueron afectadas más de 300 hectáreas en jurisdicción provincial y 1.000 dentro del Parque Nacional Lago Puelo, según informó la Subsecretaría de Bosques del Chubut.

Allí el incendio que se inició en el Cerro Currumahuida continúa activo, especialmente en la parte alta del cerro, en dirección al paraje el Desemboque, municipio de El Hoyo. Por esa razón, un total de 150 brigadistas pertenecientes al Servicio Provincial del Manejo del Fuego, Parques Nacionales, Bomberos, la Municipalidad y la Policía del Chubut trabajaron en el lugar con apoyo de un avión hidrante y un helicóptero con helibalde que arrojó agua sobre el sector.

PANORAMA ALENTADOR EN LOS ALERCES

Diferente fue la situación en el Parque Nacional Los Alerces, donde por fortuna ayer el fuego mermó gracias a la escasez de viento, que fue fundamental para evitar la propagación.

De esa forma, el trabajo estuvo concentrado en los alrededores de la Villa, La Hostería y Puerto Limonao, y en función de la amenaza.

Hasta el momento ninguna vivienda fue alcanzada por el fuego, pero se registró la pérdida de una caballeriza de madera, y el fuego continúa activo en la margen oeste del Lago Futalaufquen y hacia el interior del valle del Arroyo Cascada, por lo que continúan las tareas de control en las zonas de la Villa Futalaufquen, Puerto Bustillo, Puerto Limonao, y la Hostería Futalaufquen.

En el lugar trabajan alrededor de 250 personas, a las que se sumaron 40 brigadistas de las provincias de La Pampa, Buenos Aires y Mendoza con tres camiones para incendio de interface “Scam”, que permitirán el relevo de aquellas brigadas que se encuentran trabajando desde el primer día.

En cuanto a los medios aéreos disponibles, operaron en la jornada dos aviones hidrantes y un helicóptero con helibalde, informó el Gobierno provincial, que también confirmó que los accesos a la Villa Futalaufquen permanecerán cerrados, y continúa suspendido el cobro de acceso al Parque Nacional.

De esa forma, el panorama es alentador. Sin embargo, queda mucho trabajo por realizar también en otros puntos de Chubut donde ya se pudo contener el avance del fuego, como sucedió en Río Pico, El Turbio y cercanías del Río Percy.

alerces

No así en Cholila, donde ya hay 27.000 hectáreas afectadas, y el incendio se encuentra activo en el Cañadón de las Lagunas, sobre la ladera sur. En ese sector los brigadistas realizan fajas cortafuego y control de focos activos con equipos de agua y herramientas manuales, con el apoyo de un medio aéreo destinado al traslado y retiro de los brigadistas.

Compartir