Compartir

El juez Casanello allanó los domicilios que Epsur tiene en Capital Federal y en Comodoro Rivadavia, de donde se retiraron libros contables de la empresa. El procedimiento había sido solicitado la semana pasada por el fiscal federal Guillermo Marijuan cuando pidió la indagatoria de Báez y otras 15 personas por presunto lavado de dinero.

Según el fiscal, Báez realizó cuatro plazos fijos a nombre de Epsur por u$s 7,5 millones que no cuentan con documentación que respalde el origen de los fondos. “De la documentación cotejada, surge que en los estados contables de Epsur SA no surgen en su activo la tenencia de los plazos fijos en dólares, y que dichos estados contables no cuentan con firma de las autoridades de la empresa y presentan inconsistencias en sus cifras”, detalló el fiscal Marijuan.

Además, cuando fue allanada la financiera S.G.I, de Federico Elaskar, la cual habría creado empresas fantasmas para sacar plata de Báez, se encontró documentación de Epsur.

Báez está siendo investigado junto a su hijo Martín, Leonardo Fariña , Elaskar y otras personas vinculadas a sus empresas por presunto lavado de dinero.

Compartir