Compartir

La Bombonera volvió a ser una fiesta. Una multitud aguantó el frío y le dio la bienvenida a Carlos Tevez, el último ídolo xeneize. Primero Carlitos dio una conferencia de prensa en la que firmó -de manera simbólica- su contrato con Boca, club que lo vio nacer y que lo vio partir hace once años tras obtener el Apertura 2003, una Libertadores, la Intercontinental y una Sudamericana. Después, salió al césped de la Bombonera: botines, medias, pantalón y camiseta con la 10 en la espalda y el diminutivo de su nombre. A la europea, Tevez fue presentado en el frío porteño de Buenos Aires.

Salió acompañado por sus hijos, soportó el acoso de los reporteros gráficos y los camarógrafos de la TV, recorrió todos los sectores del campo de juego y regaló pelotas a la tribuna. Cuando la barra brava desplegó un telón con todas las copas del club, reconoció que él había sido quien lo “había pintado”, y aprovechó para calentar el duelo ante River (se jugará el 12 de septiembre en el Monumental por la fecha 24).“Siempre les ganamos”, dijo primero. Y después contó que volvería a hacer la gallinita (un festejo que quedó registrado en las semifinales de la Libertadores 2004), pero solo si “la gente se banca que me expulsen otra vez”. Luego, cuando la gente entonó “el que no salta se fue a la B”, aprovechó para saltar al compás.

Tevez se mostró feliz, pero no se quebró. Sabe que a partir del sábado (debutaría ante Quilmes) comenzarán a juzgarlo por su desempeño en el campo de juego y que absorverá la presión de un público que viene soportando cachetazos y que hace rato no festeja un título.

Párrafo aparte para su cruce con Diego Maradona. El Diez ocupó su palco y le dedicó una bandera, que le llegó a Tevez en el campo de juego. “Vos sos el más grande, gracias papi”, le dijo Tevez a través de los altoparlantes, a quien fuera su entrenador en la Selección Argentina durante el Mundial de Sudáfrica 2010.

Desde este mediodía la gente aguardaba en las inmediaciones del estadio para asegurarse un lugar y recibir al ídolo. Y alrededor de las tres de la tarde se abrieron las puertas de la Bombonera, que una hora antes de la presentación ya lucía repleta. El ingreso fue libre y para entrar se requería un alimento no perecedero. Se calcula que en la Bombonera había casi 50 mil personas que fueron a recibir al ídolo.

Tal fue la convocatoria que la conferencia de prensa, originalmente pautada para las 19, se adelantó 15 minutos por encontrarse colmado el estadio. Tras hablar para los medios (en una sala contigua a los vestuarios, donde los jugadores hacen el calentamiento previo) el Apache salió a la cancha para recibir el calor de la gente.

Leé también: “La Boca aportó su color para la bienvenida a Tevez”

Tevez comenzará a partir de este martes su segunda etapa como jugador de Boca. El ex Juventus, de Italia; Corinthians, de Brasil; West Ham y los Manchester, United y City, de Inglaterra, se entrenará por primera vez con sus compañeros y debutará el sábado con el Quilmes que dirige el extécnico de Boca Julio Falcioni, en la Bombonera.

Por otra parte, Tevez había dejado este lunes un mensaje para los hinchas de Juventus de Italia antes de su presentación en Boca. “Desde el primer día que arribé a Torino me he sentido como en casa. Sólo tengo palabras de agradecimiento”, escribió el delantero en su cuenta de Twitter (@carlitos3210). “He tomado la decisión de volver a mi país para poder estar con toda mi familia reunida. No ha sido fácil porque en Turín dejo amigos y compañeros y un club que me ha hecho muy feliz”, agregó. “Gracias por todas las batallas, ganadas y perdidas. Siempre estarán en mi corazón. El Apache”, concluyó

Compartir