Compartir

Dos delincuentes ingresaron a una vivienda de la calle Neuquén, donde estaba el propietario, quien fue golpeado y atado a la cama con un cinto. Se llevaron electrodomésticos y dinero.

Dos delincuentes ingresaron violentamente anoche a una vivienda de la calle Neuquén, donde se encontraba sólo el propietario debido a que el resto de la familia estaba en un cumpleaños. El mismo fue golpeado y atado a la cama con un cinto, mientras los sujetos se alzaron con un televisor LED, una notebook y 300 pesos.

El robo se produjo a las 20 en un domicilio de la calle Neuquén al 500, en el barrio 13 de Diciembre, donde se encontraba Diego Guil, de 42 años, quien en ese momento dormía.
De repente sintió ruidos en la puerta y se levantó. El interior del domicilio estaba semi oscuro y en el pasillo cercano a la cocina-comedor fue abordado por los delincuentes que lo golpearon para reducirlo y decirle: “quedáte tranquilo”.

Uno de los asaltantes lo ató con un cinto a la cama, mientras su cómplice revolvía todas las dependencias del hogar en búsqueda de dinero. Los ladrones desconectaron el televisor LED de 37 pulgadas, una computadora portátil y 300 pesos, precisaron las fuentes oficiales a este diario.
La policía de la Seccional Segunda tomó intervención y entrevistó al damnificado, quien sufrió fuertes golpes en la cabeza y rostro. Se cree que los malvivientes pensaban que no había nadie en el inmueble, y que sabían que la familia iba a concurrir a un cumpleaños.

Al cierre de esta edición, los efectivos efectuaban más averiguaciones y se disponían a revisar las cámaras de seguridad de las viviendas y comercios aledaños para tratar de identificar a los delincuentes.

Fuente: Patagónico

Compartir