Compartir

En medio de la agresión, la mujer alcanzó a enviar un mensaje de texto a un amigo que se comunicó con la policía de la Seccional Segunda que detuvo al sospechoso, a quien se le secuestró un arma de aire comprimido. Lo llevaron detenido por violación de domicilio, lesiones graves con arma blanca y privación ilegítima de la libertad.

El miércoles a las 20, en un inquilinato de Fontana al 1.700, un hombre ingresó a la vivienda de su ex pareja. Según la denuncia, la apuñaló en el antebrazo izquierdo y la mantuvo privada de la libertad hasta que ella alcanzó a mandar un mensaje de texto a un amigo para que avisara a la policía.

La mujer de 36 años denunció que su ex pareja, identificada como Pablo Sebastián Benítez (33), la mantuvo encerrada y le provocó cortes con un cuchillo en el brazo y en la espalda de unos 15 a 20 centímetros, además de amenazarla de muerte.

El amigo de la víctima se comunicó con la policía, que llegó rápidamente. Sin mostrarse sorprendido, Benítez les habría dicho que la mujer no estaba; pero cuando los policías intentaron verificar la situación, el hombre les pidió una orden judicial para permitirles el acceso.

Según la policía, Benítez tomó un rifle -que después se comprobó se trataba de un aire comprimido- y apuntó a los efectivos, que no tuvieron problemas en reducirlo. Después ingresaron a la vivienda, ubicada en el fondo del inquilinato, y encontraron a la mujer en estado de shock y ensangrentada producto de los cortes.

La policía le dio intervención al Ministerio Público Fiscal; a la Agencia de Delitos de Violencia contra la Mujer a cargo de Martín Cárcamo y secuestraron un destornillador y el arma. En el interior de la vivienda había un gran desorden y sangre, tanto en el piso como en la cama.

Compartir