Compartir

Carlos Linares se quedó con la candidatura a Intendente en la interna del Frente para la Victoria de cara a las elecciones generales del 25 de octubre. En el Sindicato de Petroleros del Chubut, que sirvió de bunker del FpV, le pidió a la militancia un esfuerzo más para ganar esas elecciones en octubre, en un acto junto al gobernador Martín Buzzi.

Con 122 mesas escrutadas sobre un total 405 en esta ciudad, la tendencia le daba a favor de Linares ubicándolo con el 38,5% de los votos, mientras que su contrincante Daniel Casal, de la lista Muchos dentro del FpV, apenas consiguió el 5,5% del total, según los datos extraoficiales a los que accedió El Patagónico esta madrugada.

En Chubut Somos Todos, la lista de Ricardo Gaitán obtenía el 10,5% del total y la del movilero radial Fernando Vivas llegaba al 6,4%.

El Frente Cambiemos también tuvo interna y allí el radical José Gaspar medía con el 10%, muy ampliamente por arriba del referente del PRO, Iván Leske, que tenía el 5,1% en este panorama con el 30% de las mesas comodorenses escrutadas.

César Herrera del Frente Progresistas sumaba el 2,4% y cerca se ubicaba Carlos Jurich de Fuerza Comodorense con el 2,2% de los votos.

En el límite de la lucha para superar el piso del 1,5% necesario para avanzar a la elección del 25 de octubre, estaban Verónica Colla del PROVECh con 1% de votos, Edgarino Huaiquifil del
Frente Unidad Sur con el 1,3% y Magalí Stoyanoff del Partido del Trabajo y el Pueblo con el 1,4%. Claudio Sandoval del PACh obtenía en este 30% escrutado el 1,6% de los votos.

LA MISTICA

“Estamos recuperando la mística nuestra, la del orgullo”, dijo Linares en el Sindicato Petrolero. Remarcó que este es el primer paso. “Acá no hay que relajarse, acá hay que ir casa por casa a pedirle que por favor nos acompañen. Estamos a un pasito nada más”, añadió el actual viceintendente.

Además, no se olvidó de destacar al intendente Néstor Di Pierro por los espacios que le permitió asumir en estos cuatro años de gestión.

Mientras, el gobernador Martín Buzzi apuntó que en estas PASO la lista K trabajó en equipo con el objetivo de alinear municipio-provincia-nación con la boleta de Daniel Scioli y Carlos Zannini en la presidencial. “En las urnas está claramente el resultado”, indicó el mandatario chubutense.

“Este es un fantástico triunfo del Frente para la Victoria en la ciudad”, planteó. Luego, el gobernador de Chubut repasó algunas de las de las localidades en las que la lista de la categoría gobernador que lo lleva a él como candidato estaba liderando los comicios.

La actividad de Linares se repartió entre el Consejo de Localidad y la sede del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM). En el gremio que conduce David González, seguían el conteo de los votos, que se extendió hasta tarde porque algunas escuelas cerraron cerca de las 20 los comicios.

En ese espacio estaba el intendente Néstor Di Pierro y algunos de sus funcionarios, como Diego Touriñan y Claudio Jurdana que monitoreaban la carga de datos. Pasadas las 21, habían asado choripanes y carne; pero después de las 23 ya no quedaba nada en la parrilla, y las planillas llegaban a cuentagotas.

Primero, las de los extranjeros. Después algunas de Diadema, Lapida y La Loma. Cerca de la medianoche apenas había 20 mesas escrutadas, pero en el peronismo local estaban todos confiados en que la tendencia que habían detectado se consolidaba: la lista de Linares era la ganadora en el Frente para la Victoria y también en comparación con el resto de las agrupaciones.

Linares quedaba en el tope y lo seguía José Gaspar, el precandidato a intendente por el ala radical de Cambiemos -la alianza entre el PRO, la UCR y lo que quedó de la Coalición Cívica ARI- y Ricardo Gaitán, en un nuevo intento por convertirse en jefe comunal, la anterior fue en 2011, cuando perdió con Di Pierro.

Compartir