Compartir

La Policía Federal por orden de la jueza federal de esta ciudad realizó ayer tres allanamientos en el marco de una investigación por trata de personas. Quedó detenido un matrimonio de nacionalidad boliviana, y una niña de 12 años quedó bajo resguardo de la Justicia.

Fue al mediodía de ayer cuando los policías federales allanaron un puesto en La Saladita, un almacén de las inmediaciones y el restante en el barrio Moure en una vivienda particular ubicada en la calle Código al 800. Según se supo los allanamientos fueron ordenados por la jueza Parcio con la secretaría de la dra. Pereira, relacionados con una investigación que venía efectuando la Brigada de la Policía Federal por un hecho de infracción a la ley de Trata de Personas.

Si bien hay secreto de sumario en la causa, se supo que se trata de una familia de nacionalidad boliviana que tenía menores de edad trabajando en distintos puestos de venta, en La Saladita y en el mencionado almacén. Al momento de llegar los efectivos a La Saladita encontraron a una nena de 12 años, trabajando, la que fue rescatada y puesta a resguardo de la justicia.

Los investigadores presumen que la familia tenía menores, que no son miembros de la familia ni familiares directos, trabajando en los puestos. Ahora la justicia está tratando de establecer si la menor es de esta ciudad o si fue traída de otro lado, incluso desde Bolivia, con la finalidad de trabajar. También la forma en que llegó, si fue captada o engañada para llegar acá o si sus propios familiares la entregaron para trabajar.

Una pareja detenida

En estos procedimientos la policía detuvo a un matrimonio de nacionalidad boliviana que resultan ser los propietarios de los puestos y comercios allanados. Quedaron alojados en la delegación local de la Policía Federal a disposición de la justicia en carácter de incomunicados, y se espera que en las próximas horas sean indagados por la jueza Parcio.

En cuanto a la menor, se informó que en forma inmediata fue puesta a resguardo con personal de la División de Trata de Personas de la Provincia, llegados desde Rawson, con la anuencia del Ministerio de Familia.

Cabe mencionar que por el momento solo fue encontrada esta menor, pero también había varios empleados trabajando sin estar registrados, según se informó. En los lugares allanados se encontraron y secuestraron celulares, computadora y anotaciones que resultan de interés para la justicia en esta investigación.

Compartir