Compartir

Cristian “Chucky” Monsalvo debía regresar el domingo a las 16 a su celda de la Seccional Séptima, pero no se presentó en la comisaría. Ayer por la tarde habría sido quien ingresó al Jardín 426 del barrio San Martín y robó las pertenencias de una maestra, entre ellas las llaves de una Renault Duster. Anduvo cuatro horas dando vueltas con ese vehículo y anoche al provocar un accidente donde chocó a otros dos rodados en Kennedy al 3.200 fue detenido. Uno de los conductores lo golpeó cuando intentó escapar.

Una nueva andanza en su historial sumó ayer Cristian “Chucky” Monsalvo (26). No sólo violó un beneficio judicial sino que además habría sido quien ingresó hasta la sala de profesores de un jardín de infantes y perpetró el robo de una cartera.

En concreto anduvo dando vueltas por Comodoro Rivadavia con la Renault Duster de la maestra a la que le habían robado la cartera con las llaves del vehículo en el mencionado jardín.

Incluso se hizo tiempo para cargar combustible en una estación de servicio y continuar camino hasta que quiso pasar entre dos vehículos en plena avenida Kennedy y allí se le terminó su suerte. Tras chocar quiso escapar a pie, pero uno de los damnificados lo golpeó. Al ser detenido se encontraba en presunto estado de ebriedad.

Es la tercera vez que viola el beneficio de salidas transitorias. El domingo hizo uso de sus doce horas semanales que el 24 de mayo le otorgó el juez de ejecución Jorge Odorisio, en el marco de la última etapa de una condena que se encuentra cumpliendo, pero no volvió a su lugar de reclusión en la Seccional Séptima.

Monsalvo había sido beneficiado hace dos semanas con esa medida solicitada por su abogado particular Guillermo Iglesias. El planteo no tuvo oposición de la Fiscalía y el juez le otorgó un total de 12 horas semanales para salir. Ese tiempo debía permanecer en la casa de su madre, pero cuando la policía fue a buscarlo a ese lugar, no lo encontró.

Todo ello fue en el marco de la condena que recibió el 8 de octubre del año pasado durante un juicio abreviado con una pena de 3 años de prisión efectiva. Ya estaba cumpliendo una condena de 7 años y con la nueva condena el cómputo se fijó en 9 años y 6 meses.

Además, ya había sido declarado reincidente por segunda vez y se le había revocado la libertad asistida de la cual gozaba cuando empezó a juntarse con Gabriela “La Viuda Negra” Correa y producto de las fechorías que cometieron juntos recibió esa condena en 2015.

Correa, emientras tanto, recibió una pena de 3 años en suspenso, pero el 30 de mayo último no se presentó a una audiencia en la que debía comparecer ante el juez Odorisio, por lo que le dictaron su captura por rebeldía. Desde hace ocho días se mantiene prófuga de la Justicia.

Compartir