Compartir

La convocatoria tuvo una importante concurrencia primero en la plaza de la Escuela 83 donde repartieron la Carta Abierta en Defensa de la Cultura Independiente. Después, marcharon por la calle San Martín por el carril exclusivo del transporte público para girar luego por calle Moreno, pasando frente al municipio, hasta el Centro Cultural, donde habló Nicolás Mattano, coordinador de Collage.

La movilización contó con músicos, escritores, actores, murgueros, clowns, talleristas y militantes de organizaciones sociales, entre otros. Todos han pasado por Espacio Collage en algún momento. Además, se encontraban representantes del espacio cultural La Vela Maya, un lugar similar ubicado en el corazón del barrio Abel Amaya.

“Hasta vendimos empanadas para poder pintar el lugar. El buffete era una forma de financiarnos que funcionaba los viernes y sábados, porque a los artistas no les tocamos un solo peso, y fue lo primero que nos cortaron. Después, los escenarios que fue, creo, un atentado”, apuntó Damián. “Esta es una ciudad complicada geográficamente, estos espacios tienen que estar en todos lados”, subrayó.

“Collage es un lugar de encuentro, de capacitación, de formación. Hay que apoyarlos, no destruirlos. Toda la gente que está en esta convocatoria pasó por Collage, sabe el esfuerzo que pusimos. Los domingos se llena de pibes, hay una varieté hermosa”, añadió.

Quienes administran Collage esperan que las autoridades revisen el expediente, que colaboren para que siga teniendo la categoría de centro cultural y que avance en el Concejo Deliberante una ordenanza de centros culturales para que haya una normativa local y así no existan malentendidos.

Compartir