Compartir

La mujer que denunció que le robaron y la abusaron sexualmente en su casa del barrio Rodríguez Peña en la noche del domingo fue amenazada con una picana eléctrica, según su propio relato. Los efectivos policiales buscan intensamente al sospechoso del ataque.

El hecho ocurrió alrededor de las 21 horas del domingo en una vivienda de la calle Molina Ocampo, cuando la dueña de la casa, una mujer de 47 años, se encontraba sola.

El hombre forzó una ventana y entró, amenazándola con lo que describió como una picana eléctrica, según el relato de la víctima. El aparato tendría dos cables pelados.

El delincuente se llevó 7 mil pesos que la mujer tenía guardados y una notebook y antes de irse del domicilio obligó a la víctima a practicarle sexo oral.

La mujer sufrió una crisis de nervios.

Personal de la Brigada de Investigaciones trabaja en la búsqueda del sospechoso, con los datos aportados por la víctima y a partir de los testimonios de los vecinos.

Compartir