Compartir

El primer relevamiento de inflación del Indec con Mauricio Macri dio un 4,2% en mayo. Luego de seis meses de no publicar el indicador, la nueva gestión del Indec reflejó un alza menor que la del Gobierno porteño.

El informe de precios de la Ciudad de Buenos Aires de Jorge Todesca midió la mayor suba en el transporte y comunicaciones, debido al tarifazo en el boleto de los colectivos y el alza en los servicios de telefonía. El rubro sufrió un aumento del 5,6%.

Por la quita de subsidios del gas y luz el costo de la vivienda y servicios básicos trepó un 5,2%.

Los alimentos y las bebidas escalaron un 3,7% en el mes. Además, los gastos en torno a la educación subieron un 3,2% de acuerdo al organismo de estadísticas oficial.

Realmente el rubro “Otros bienes y servicios” fue el que sufrió la mayor alza, del 16,1%, pero con un nivel de ponderación bajo.

La Dirección de Estadísticas porteña registró en mayo una suba de precios del 5%, superior a la del Indec. En lo que va del año, la suba porteña llega a 25,2%, y supera así a la meta del ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay para 2016. Además, el cálculo interanual dio un 44,4%.

El lunes se dio a conocer el IPC Congreso, el índice que publican algunos diputados de la oposición. Allí se publicó que en todo el país en mayo la inflación fue del 3,5% y la interanual de 43%.

Todesca no quiso publicar informes de inflación del Indec hasta junio. Llegó al Indec en diciembre con la intención de modificar de plano el cálculo. Graciela Bevacqua planeaba difundir los reportes antes, por lo que fue desplazada del organismo al poco tiempo de asumir.

Compartir